El cohete Starship SN10, de SpaceX, aterriza con éxito... y poco después explota

El nuevo prototipo de cohete de Space X aterrizó con éxito en su tercer vuelo de prueba, un hito para esta nave espacial futurista que pretende llevar humanos al espacio en 2023. Pero poco después de lograrlo.... explotó.

El prototipo Starship SN-10 despegó de la plataforma de lanzamiento junto al mar de SpaceX alrededor de las 22.15 UTC del 3 de marzo en Boca Chica, Texas. El lanzamiento fue retransmitido en directo en el sitio web de SpaceX. El cohete voló a una altitud de aproximadamente 10 kilómetros antes de volver a encender sus motores y aterrizar de forma controlada en la plataforma de aterrizaje. Sin embargo, minutos después explotó acabó envuelto en llamas, posiblemente por una fuga de metano, informa Reuters.

La transmisión de vídeo proporcionada por SpaceX en el canal de YouTube de la compañía se cortó momentos después del aterrizaje. Pero los vídeos de otros fans retransmitidos a través de la misma red social mostraron una explosión: el dispositivo estalló repentinamente en la base del cohete, propulsando al SN10 por los aires antes de que se estrellara contra el suelo envuelto en llamas.

Pero antes, el aterrizaje exitoso, el primero de la nave, probablemente marca el comienzo de una nueva fase de desarrollo para el vehículo masivo, que el fundador de SpaceX, Elon Musk, planea usar para transportar hasta 12 personas alrededor de la luna en dos años, aterrizando a los astronautas de la NASA en la superficie lunar y eventualmente asentar exploradores en Marte. La compañía aún tiene trabajo para preparar la nave para su primer vuelo orbital, que podría ocurrir a finales de este año, informa Bloomberg.

El Starship SN10 ha estado así mucho más cerca de lograr un aterrizaje vertical seguro que los dos modelos anteriores: el SN8 en diciembre y el SN9 en febrero. En un tuit en respuesta a las felicitaciones de un admirador, Musk respondió: "RIP SN10, baja honorable".

Starship SN10 aterrizando
Starship SN10 aterrizando Europa Press

"Estoy muy seguro de que habremos llegado a la órbita muchas veces con Starship antes de 2023, y que será lo suficientemente seguro para el transporte humano en 2023", dijo Musk el martes en un vídeo publicado por el empresario japonés Yusaku Maezawa, quien ha invitado a ocho personas a postularse para unirse a su "viaje divertido" alrededor de la luna. "Parece muy, muy prometedor".

Un cohete Starship anterior se estrelló contra el suelo el 9 de diciembre, encendiendo una bola de fuego, seguido de un resultado similar con un segundo prototipo el mes pasado. Nadie resultó herido en los percances.

SpaceX concibió la nave espacial de acero inoxidable como una nave versátil y totalmente reutilizable que puede transportar 100 toneladas métricas para misiones en el espacio profundo a la Luna y Marte. También está diseñado para funcionar como un vehículo hipersónico de punto a punto para reducir los tiempos de viaje por la Tierra.

Excluyendo un refuerzo pesado que crea un sistema de dos etapas, Starship tiene 49 metros de altura con un diámetro de 30 pies y puede transportar hasta 100 pasajeros.

Musk dijo en octubre que tiene entre un 80% y un 90% de confianza en que Starship estará listo para un vuelo orbital este año. SpaceX, con sede en Hawthorne, California, planea volar varios prototipos de Starship desde su sitio de lanzamiento en Texas cerca de la frontera entre Estados Unidos y México.

Normas
Entra en El País para participar