El Ibex sube un 1,72% y recupera los 8.200 con el impulso de bancos y turísticas

El precio del petróleo sube hasta máximos de un año

Parqué de la Bolsa alemana.
Parqué de la Bolsa alemana. EFE

Ante la aparición de las nuevas cepas el avance en el proceso de vacunación y el apoyo incondicional de los bancos centrales a la recuperación se revelan como el antídoto perfecto. Los inversores son conscientes de esta realidad y, aunque todavía queda mucho para lograr la inmunidad que devuelva a la economía su plena actividad, poco a poco se va allanado el terreno. Eso es lo que debieron de sentir hoy muchos. Un buen reflejo de ello fue la evolución que experimentó la Bolsa española, que tras meses en los que ha destacado por ser el índice con peor desempeño hoy ha logrado sacudirse las dudas. El Ibex 35 se erigió como el más alcista de la jornada tras sumar un 1,72%, ascenso que le devuelve por encima de los 8.250 puntos. Todavía quedan lejos los niveles previos al estallido de la crisis en el Viejo Continente, pero desde los mínimos registrado en marzo la Bolsa española recupera un 35,1% a gran distancia del 56,8% del Dax alemán.

Si bien hoy fue Bankinter la entidad más alcista (subió un 7,95% después de que su presidenta confirmara la intención de sacar a Bolsa Línea Directa antes de la junta de abril), los que más puntos aportaron al selectivo fueron Santander (1,9%) y BBVA(2,59%). Junto al sector financiero también destacaron los ascensos de Inditex (5,46%) y firmas turísticas como Amadeus (5,87%) y Aena que miran con esperanza los planes de desescalada de Reino Unido y la probable reanudación de los viajes del Imserso a partir de septiembre. En el lado opuesto se situaron Siemens Gamesa (-4%), Almirall (-3,17%), Solaria (-2,57%) y Pharma Mar (-2,36%), valores de corte defensivo que son una buena opción en momentos de inestabilidad.

Algo más apocado fue el comportamiento del resto de Bolsas europeas. El Cac francés y el FTSE británico, que desde los mínimos de marzo de 2020 suman un 53,9% y un 32,68%, lograron concluir la última sesión un alza del 0,21% mientras el Dax alemán y el FTSE Mib se dejaron un 0,61% y un 0,3%, respectivamente.

MÁS INFORMACIÓN

Wall Street, y más concretamente el Nasdaq, uno de los índices ganadores de 2020, parece haber echado el freno y cayó un 2,3%, descenso que no empaña su buen hacer desde los mínimos de hace un año (92,6%). El repunte de las rentabilidades en el mercado de deuda ante las expectativas de un mayor crecimiento y de una inflación más alta está propiciando en las últimas jornadas que los inversores aprovechen las elevadas valoraciones con las que cotizan muchos de ellos y opten por la recogida de beneficios.

Los bancos centrales han reiterado que seguirán adelante con sus políticas monetarias (tipos cero y compra de activo), pero esto no es suficiente para poner coto al alza de las rentabilidades que impera en las últimas semanas. El rendimiento del bono español a 10 años concluyó en el 0,364%, máximos de septiembre mientras el bono alemán al mismo plazo aunque sigue registrando rentabilidades negativas cerró en el -0,315%, lejos del -0,57% de inicios de año.

La libra roza máximos de tres años

La divisa británica intenta poco a poco dejar atrás los momentos más críticos en los que la falta de acuerdo entre Londres y Bruselas llevó a muchas a pensar que un Brexit a las bravas era la opción a la que tendrían que enfrentarse los inversores. Finalmente no fue así y desde que a finales de 2020 se alcanzara el ansiado acuerdo la libra ha ido recuperando poco a poco el pulso perdido. En su cruce frente al dólar alcanza ya máximos de abril de 2018 al cambiarse a 1,41 billetes verdes, una recuperación esta última que se ha visto impulsada por los planes de desescalada en Reino Unido.

Pero no solo la moneda británica logra recuperar parte del terreno perdido. El Brent, que hoy sumó un 0,3%, de enero de 2020 al situarse en los 65 dólares.

Normas
Entra en El País para participar