España, a punto de abandonar el riesgo extremo por el coronavirus, avanza en la desescalada

Reyes Maroto: "Nunca se habló de salvar la Semana Santa"

Jóvenes en una terrazarn
Jóvenes en una terraza EL PAÍS

España bajará mañana del umbral de riesgo extremo por la pandemia del coronavirus, fijado en 250 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días después de que la incidencia acumulada se haya situado hoy en los 252 casos. Por ello, poco a poco y con prudencia, las comunidades autónomas siguen con su plan de eliminar restricciones.

Las terrazas y el comercio no esencial podrán estar abiertos hasta las 22:00 horas desde este viernes en Castilla y León mientras que la adminisión del último cliente será posible hasta las 21:30 horas, según ha confirmado esta mañana el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea. Por contra, el interior de los bares y restaurantes permanecerá cerrado 15 días más, al igual que los gimnasios y los centros comerciales. La Junta fijó este horario para las actividades no esenciales el pasado martes, cuando el Tribunal Supremo anuló el adelantamiento del toque de queda a las 20:00 horas.

Mientras, el cierre perimetral de toda la comunidad se mantendrá, previsiblemente, hasta la Semana Santa, a principios de abril, según ha asegurado Igea, aunque la medida estará en vigor hasta el 9 de mayo, cuando acabe el estado de alarma. El vicepresidente castellanoleonés ha demandado un "criterio uniforme" sobre los cierres perimetrales de las comunidades autónomas, al menos, hasta Semana Santa para que no haya 17 distintos.

Igea ha anunciado también que todos los lunes se reunirá el Consejo de Gobierno para analizar nuevas medidas en función de la situación epidemiológica. La incidencia acumulada en Castilla y León es de 272 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que hace una semana era de 508.

Además, la hostelería reabrirá parcialmente en Galicia también desde este viernes. Mientras, se permitirá la movilidad entre los municipios que estén por debajo de 500 casos por cada 100.000 habitantes, donde también podrá haber reuniones de no convivientes. En los 107 municipios cuya incidencia acumulada está entre 250 y 500 casos las reuniones serán de un máximo de 6 personas y solo abrirán las terrazas. En aquellos donde la incidencia baje de 250 casos, la hostelería podrá abrir hasta las 18:00 horas al 30% en interior y al 30% en terraza.

También se permitirá la reapertura de los centros comerciales los fines de semana y el 1 de marzo se retomarán las clases presenciales en las universidades y centros de formación. La incidencia acumulada de Galicia es de 216 casos por cada 100.000 habitantes.

Por otro lado, en La Rioja, toda la actividad no esencial vuelve a abrir un mes después, aunque con límite de aforo: la hostelería estará al 30% en el interior y al 75% en terraza. No se permite el consumo en barra y las reuniones serán de seis personas como máximo. Además, el toque de queda se atrasa a las 23:00 horas y se levanta el confinamiento por municipios. La incidencia acumulada en La Rioja se sitúa en 146 casos.

El turismo continúa a la espera

Por su parte, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, reculó ayer sobre la propuesta de la reactivación del turismo en Semana Santa que lanzó recientemente. "Nunca se habló de salvar la Semana Santa", sino que "hay que situar en la agenda la posibilidad de reiniciar los viajes con seguridad" ha asegurado Maroto. "La pandemia nos marca el paso y hay que ser prudentes" porque "dar un paso atrás nos podría llevar a una nueva ola y, por lo tanto, las consecuencias en el sector turístico podrían ser, si cabe, peores", ha añadido la ministra.

Normas
Entra en El País para participar