Valor a examen

Ferrovial, pendiente de reanimar sus aeropuertos y autopistas

Su solidez financiera y una liquidez en niveles récord no bastan para compensar por el recorte del dividendo y la escasez de movilidad que impone la pandemia.

Autopista canadiense 407 ETR
Autopista canadiense 407 ETR

La vuelta a la normalidad, al movimiento, tras el parón de la pandemia es el revulsivo que aguardan las acciones de Ferrovial. En este caso, además, para recuperar el movimiento hay que recorrer varias geografías con autopistas y aeropuertos que van desde Toronto a Londres, pasando por Texas y, por supuesto, España. Y también su división constructora con fuerte presencia en España, EE UU y Polonia.

El próximo jueves Ferrovial sacará de dudas a los inversores sobre las cuentas finales del complicado ejercicio de 2020, marcado por la pandemia y que ya provocó pérdidas netas de 498 millones de euros en los nueve primeros meses del pasado año. Un revés en el que fue determinante su participación (mayoritaria) del 25% en el aeropuerto londinense de Heathrow, con un deterioro de 321 millones por puesta en equivalencia que se sumó a los 44 millones de los de Glasgow, Southampton y Aberdeen donde también participa.

El otro traspié en los resultados vino de su negocio de autopistas, que aportó un 41% menos a su ebitda (beneficio de explotación), hasta los 197 millones, mientras que la construcción sumó 114 millones, frente a pérdidas de 2019. La división de servicios sigue a la venta y la compañía, controlada al 32% por la familia Del Pino, espera este 2021 terminar las desinversiones en España y el Reino Unido, tras concluir su presencia en Australia.

Ferrovial conserva una recomendación mayoritaria de compra según el consenso de analistas, pero es en lo que va de año uno de los valores más castigados del Ibex, con una caída de más del 10%. Los analistas destacan la buena posición financiera, con una tesorería neta (caja menos deuda) de 1.698 millones y una liquidez total de 7.500 millones, en máximos históricos, y que, según fuentes del mercado, habría mejorado en el último trimestre del pasado año.

Esta liquidez no ha impedido el recorte del 58% del dividendo a cuenta de 2020, que se pagó en noviembre pasado. Así, pasó de los 0,408 euros en 2019 a 0,20 euros. Una mala noticia para los analistas de Bankinter que valoran la acción en torno a 27 euros, frente a los poco más de 20 euros actuales, y no esperaban un recorte tan drástico. “Estimamos una rápida vuelta a la normalidad del negocio de autopistas tras el Covid-19, que representa más del 80% de sus resultados, de sus flujos de caja y de su valoración”, explican.

José Ramón Ocina, analista de Mirabaud Securities, recomienda, sin embargo, vender Ferrovial con un precio objetivo de 21,10 euros. “Todavía no vemos visibilidad en la recuperación del tráfico en aeropuertos. Ferrovial está holgada de liquidez y con un equipo gestor muy previsor ha reducido el dividendo, lo que supone un sacrificio a corto plazo para el accionista”. Y añade: “Además, existe un plan de inversiones para el aeropuerto londinense de Heath­row de 14.000 millones de libras que puede obligar a hacer mayores esfuerzos a Ferrovial. Es cierto que el negocio de construcción se está recuperando pero es el que tiene los márgenes más pequeños, en torno al 3%, frente a los de infraestructuras”, concluye.

Barclays da a las acciones de Ferrovial un precio objetivo de 26 euros por acción y destaca una evolución más positiva de lo esperado en el tramo final de año de la joya de la corona de la compañía, la autopista canadiense de peaje 407 ETR. Guillermo Barrio, analista de Intermoney, aconseja mantener. “Nuestra valoración fundamental a diciembre de 2021 (22 euros) ofrece un potencial limitado y, por otro lado, no vemos que los catalizadores del valor (la valoración a precio de mercado de sus activos) vaya a deparar sorpresas positivas los próximos trimestres”. Y añade: “La persistencia de la pandemia, así como la nueva forma de reconocer los ingresos de la autopista catalana Autema muy posiblemente nos hagan bajar nuestras estimaciones para al menos 2021 y 2022”, explican.

Los analistas de Goldman Sachs apuestan por la acción de Ferrovial con un precio de 26,7 euros. Una pequeña rebaja sobre los 27,10 euros anteriores “para reflejar supuestos de tráfico más bajos en activos clave, debidos a bloqueos prolongados por el Covid. Los riesgos clave incluyen un aumento en los tipos de interés reales, la evolución de las monedas, el riesgo regulatorio y un tráfico menor”, concluyen.

Recompras por el 2,7% del capital

Accionistas. Ferrovial siguió con su programa de recompra de acciones pese a la pandemia. Según datos recogidos en el organismo supervisor (CNMV), las compras alcanzaron el 2,72% del capital de la firma de infraestructuras y construcción. El programa contemplaba una inversión máxima de 360 millones de euros con un tope de 25 millones de acciones (3,4% del capital). Una medida que beneficia al accionista por cuanto mejoran los ratios de valoración.

Trayectoria. Este programa de recompra de títulos se inició en 2018, cuando Ferrovial contaba con 738 millones de acciones frente a los 732 millones actuales. Estos movimientos en el número de acciones se ven influidos por el dividendo flexible que ofrece la compañía y que permita recibir este pago en títulos.

Capitalización. El valor actual de Ferrovial se sitúa en los 14.800 millones de euros. La cotización máxima de la compañía fue en febrero del pasado año, cuando llegó a alcanzar los 30 euros por acción. El desplome del mercado en marzo debido al Covid-19 llevó la acción hasta los 17,49 euros, y actualmente su precio ronda los 20 euros por título.

Normas
Entra en El País para participar