Distribución

ManoMano ve mercado para llegar a 1.000 millones de negocio en España

El marketplace francés contratará a 150 personas para su oficina en Barcelona

Philippe de Chanville y Christian Raisson, fundadores de ManoMano.
Philippe de Chanville y Christian Raisson, fundadores de ManoMano.

El marketplace francés dedicado a la venta de productos de bricolaje y jardinería ManoMano se marca el objetivo de los 1.000 millones en ventas en España. Una meta ambiciosa, como reconoce a este periódico uno de sus dos fundadores, Philippe de Chanville, pero con posibilidades reales de hacerse realidad a medio-largo plazo.

“Queremos llegar a esa cifra. La pandemia ha acelerado la transición digital en nuestra industria y es un mercado grande. En España el comercio electrónico estaba en un 6-7% hace dos años y ahora está en el 10%. Eso explica el crecimiento que teníamos antes del confinamiento del año pasado y que se sostuvo después”, explica De Chanville. La compañía ve un mercado potencial de 40.000 millones de euros en Europa.

ManoMano, una suerte de Amazon especializado en productos de bricolaje, hogar y jardinería, dobló sus ventas globales en 2020 alcanzando los 1.200 millones de euros. En España el incremento fue aún mayor, del 120%, alcanzando los 110 millones. Para este año la firma no prevé un crecimiento tan espectacular, que se explica por los picos registrados durante el confinamiento. Sí esperan un crecimiento “sólido”. “Vimos que después del primer confinamiento los clientes mantenían la demanda previa. Será un 2021 fuerte”, dice el cofundador.

España es el segundo país más importante en ventas para ManoMano después de Francia, aunque Philippe de Chanville cree que Alemania arrebatará esa posición en los próximos años. Pero más allá de las ventas, el mercado español es “la segunda pierna” sobre la que se asienta la compañía.

Es el único país fuera de Francia donde tiene oficinas, en concreto en Barcelona. En ella trabajan 150 personas, cifra que doblará este año con la incorporación de otras 150, la mayoría perfiles de ingeniería. “España es nuestro segundo hub”, dice De Chanville, que explica que también están llevando a cabo contrataciones en Alicante, en este caso autónomos, y no descarta abrir allí una segunda oficina en el futuro. Además, ManoMano tiene en Tarragona un almacén logístico. De momento, no hay planes para abrir otro. “Nunca tenemos capacidad suficiente porque estamos creciendo muy rápido. En Francia ya estamos pensando varios sitios para otro almacén. Dada nuestra ambición es lógico que en el futuro pensemos en otro para España, pero aún no hay nada encima de la mesa”, dijo.

600 vendedores españoles y el 35% exportando

ManoMano reúne en su plataforma a 3.500 vendedores independientes, de los que 600 son españoles, 250 más que en 2019. Pequeñas, medianas y grandes empresas, de las que el 35% ya vende a otros países. Según datos de la empresa estas exportaciones alcanzaron los 36 millones, el doble que en 2019

Normas
Entra en El País para participar