Vodafone lleva la cúpula financiera de Vantage al consejo de su filial con Telefónica

Prevé integrar su participación en Vantage ante su salida a Bolsa

Ambos socios llegaron a un pacto para monetizar sus activos

Vodafone lleva la cúpula financiera de Vantage al consejo de su filial con Telefónica

Vodafone ha procedido a una renovación casi total de sus consejeros en Cornerstone Telecommunications Infrastructure Limited (CTIL), la división británica participada al 50% con Telefónica, que agrupa sus respectivos activos de emplazamientos de telefonía móvil en el Reino Unido.

En este caso, Vodafone ha elegido como consejeros a algunos de los principales directivos del área financiera de Vantage Towers, su nueva filial que agrupa sus torres de móvil en toda Europa, y que la teleco prevé colocar en Bolsa en las próximas semanas.

En este sentido, los nuevos consejeros que representan a Vodafone en CTIL son el británico Andrew Binnie, responsable de Finanzas Corporativas y Relaciones con Inversores de Vantage Towers; el alemán Thomas Reisten, director financiero de Vantage, y el portugués José Rivera, en este caso el único que no forma parte del área financiera, al ocupar el puesto de chief technology officer de Vantage. El otro representante es Scott Petty, responsable tecnológico (CTO) de Vodafone UK.

Tanto Rivera como Reisten forman parte del comité directivo de la matriz de Vantage. Reisten ha sido director financiero de distintas filiales de Vodafone desde 2010, y cuenta con una amplia experiencia en fusiones y adquisiciones, un ámbito, este último, que se ha acelerado en el segmento de las torres.

Telefónica, por su parte, tiene como consejeros en la empresa a profesionales, tanto con perfil financiero como tecnológico. Sus representantes en el consejo de administración de CTIL son Patricia Cobián, directora financiera de la propia filial británica O2; James Robert Gill, que también forma parte del área financiera de esta división; Derek McManus, responsable de operaciones de la compañía, y Brendan O’Really, CTO de O2.

Bolsa

En sus movimientos estratégicos, Vodafone dejó claro hace pocas semanas su intención de integrar su participación del 50% de CTIL en Vantage Towers, para fortalecer esta compañía de cara a la citada salida a Bolsa, uno de los movimientos más esperados en el mercado. La operadora británica obtuvo vía libre para avanzar en ese camino en enero, tras firmar un nuevo acuerdo con Telefónica, destinado a facilitar la monetización de estos activos.

El grupo español maneja diferentes escenarios, desde dar entrada a un nuevo socio o la venta de la compañía. Esta última alternativa ha ganado más posibilidades tras el acuerdo alcanzado por Telefónica para vender las torres de Telxius a American Tower por 7.700 millones de euros.

En cualquier caso, dentro de este movimiento, Telefónica y Vodafone acordaron extender sus acuerdos comerciales con CTIL y asegurar su actividad. Estos pactos comerciales se han renovado inicialmente en ocho años, con la opción de extender otros tres periodos de ocho años. Esta extensión supone que CTIL será clave para el despliegue de la nueva telefonía móvil 5G en el Reino Unido. CTIL fue creada en 2012, y cuenta con un total de 14.200 macroemplazamientos, y 1.400 microsites.

Una colocación en Bolsa de 3.000 millones

Valor. Vodafone planea sacar a Bolsa Vantage en Fráncfort en marzo, en una colocación que podría alcanzar los 3.000 millones de euros, según Reuters, que citó fuentes conocedoras del proceso. La operadora dedicaría los fondos a reducir deuda. La compañía podría alcanzar una valoración entre 13.000 y 16.000 millones.

Bancos. La teleco cuenta con UBS, Morgan Stanley y Bank of America como colocadores, con la ayuda de Goldman, Deutsche Bank, Barclays, BNP, Berenberg y Jefferies. Vodafone busca aprovechar el interés inversor por estos activos tras las operaciones protagonizadas por Telefónica, que vendió sus torres a American Tower, y Hutchison, que hizo lo propio con Cellnex.

Normas
Entra en El País para participar