Gamestop se dispara en Bolsa mientras Elon Musk alienta la fiebre Bitcoin

El 'broker' Robinhood levanta 1.000 millones de dólares y da alas a la revuelta contra Wall Street

Robinhood
Exterior de una tienda de GameStop.

Los cisnes negros de Nassim Taleb llegan en bandadas. Esos eventos "impredecibles" y "de gran impacto socioeconómico" ocurren cada vez con más frecuencia. El último, la revuelta de los miembros del Forocoches de Estados Unidos contra las élites de Wall Street.

El principal foco de esta revolución financiera se ha producido en la negociación de las acciones de la obsoleta tienda de videojuegos Gamestop. Los foreros de Reddit, alentados en parte por el dueño de Tesla, Elon Musk, han doblado la mano de algunos poderosos hedge funds de Estados Unidos, que habían apostado por la quiebra de esa compañía. Sus títulos, que comenzaron la semana valiendo 60 dólares, llegaron a cotizar el jueves cerca de los 500 dólares para luego cerrar en 194 dólares. Hoy, nada más abrir las Bolsas americanas, Gamestop se ha disparado un 95%, hasta los 400 dólares. Gamestop vive, la lucha sigue.

La compra compulsiva de esta acción se había frenado la tarde del jueves, cuando los brókers empezaron a paralizar algunas órdenes de compra. Sin embargo, hoy las han vuelto a permitir.

Lo más fascinante de este episodio es que hace 10 meses Gamestop estaba sentenciada. Sus ventas llevaban años desplomándose y las acciones cotizaban a poco más de dos dólares. Parecía abocada a la quiebra. Los hedge funds bajistas olieron la sangre, y la compañía se convirtió en la cotizada que más apuestas en corto acumulaba de la Bolsa de Estados Unidos.

Sin embargo, un celebre inversor de Wall Street consideró que Gamestop aún podía sobrevivir. Michel Burry, que se hizo de oro en 2008 apostando por el pinchazo de las hipotecas subprime -una historia reflejada en la película The Big Short/La Gran Apuesta- decidió en 2019 invertir fuerte en la tienda de videojuegos, y la convirtió en la mayor posición de su cartera. Al escuchar la melodía del flautista de Hamelin, cientos de pequeños inversores siguieron sus pasos. Muchos operando a través del broker gratuito Robinhood.

Las acciones de Gamestop empezaron a remontar lentamente. Cerraron 2020 en 20 dólares (diez veces más de lo que valían en abril) y el 21 de enero ya valían 40 dólares. A partir de entonces, la locura.

Uno de los catalizadores del furor de los últimos días ha sido Elon Musk, el fundador y dueño de Tesla. El hombre más rico del mundo, pero con alma punk. Musk tuiteo el miércoles "¡Gamestonk!" [un juego de palabras entre Gamestop y 'stonk', una acepión coloquial para acciones], enlanzando la página de Reddit en la que se animaba a comprar acciones de Gamestop. En ese momento, un sudor helado empezó a recorrer los despachos de Wall Street.

Hoy mismo, Musk ha cambiado su biografía de Twitter, escribiendo únicamente "Bitcoin", lo que ha provocado que la valoración de la criptomoneda se dispare un 20% en pocos minutos, al pasar de 26.000 a 31.000 dólares.


Alianzas antinatura

Una de las paradojas de este episodio son las alianzas entre los diferentes actores. Para muchos foreros de Reddit, la compra de las acciones de Gamestop no tiene un fundamento inversor, ni siquiera especulativo. Tan solo quieren provocar pérdidas en los fondos bajistas que se dedican a invertir en empresas con problemas. Lo ven como una revuelta del pueblo contra las élites financieras, aunque uno de sus aliados sea el hombre más rico del mundo.

Un cine AMC cerrado en Wheaton, Maryland, EE.UU
Un cine AMC cerrado en Wheaton, Maryland, EE.UU EFE

La principal arma que han utilizado para comprar esos títulos y opciones sobre Gamestop es el mencionado broker Robinhood. Esta firma, provocó ayer la ira de muchos de sus clientes porque empezó a restringir ciertas operaciones para tratar de frenar la locura bursátil. Los reguladores empezaron a presionar para tratar de contener la hemorragia de muchos fondos bajistas.

Hoy se ha conocido que Robinhood ha tenido que recibir una inyección extra de dinero por parte de sus inversores por valor de 1.000 millones de dólares para cubrir las millones de operaciones extra abiertas por los pequeños inversores.

La revuelta de los foreros no se han limitado solo a Gamestop. Otras compañías con negocios algo obsoletos, como la cadena de cines AMC o el fabricante de dispositivos electrónicos BlackBerry, también habían sido objeto del ataque de bajistas, han recibido el apoyo inesperado de la legión de Reedit, lo que ha hecho que sus acciones se disparen. Hoy, los títulos de AMC han abierto la sesión disparándose un 56%, hasta los 13,6 dólares.

Varios analistas y directivos de Wall Street han denunciado que en estos días se ha producido una evidente manipulación del mercado de valores, puesto que el precio de Gamestop no refleja en absoluto el potencial de beneficios de la compañía. Sin embargo, el supervisor de los mercados de Estados Unidos aún no ha decidido actuar.

Normas
Entra en El País para participar