Infraestructuras

Moody's se suma a Fitch y rebaja la nota de OHL mientras ejecuta la refinanciación de los bonos

La calificación sobre la probabilidad de impago ca de 'Caa2' a 'Ca', ambas de baja solvencia

Moody's se suma a Fitch y rebaja la nota de OHL mientras ejecuta la refinanciación de los bonos

La agencia de calificación Moody’s se ha sumado esta mañana a Fitch y ha rebajado la nota sobre la probabilidad de impago de OHL. El rating pasa a ‘Ca’, desde Caa2. Si la constructora contaba ya con una calificación de baja solvencia, la entidad le cuelga ahora el cartel de deuda altamente especulativa, a un escalón del rating más bajo (C).

La citada Fitch dejó ayer su nota en ‘C’ desde el anterior escalón ‘CC’, empeorando la deuda de OHL dentro de la franja de “extremadamente especulativa”.

Estas rebajas entran dentro de lo habitual en una refinanciación de emergencia como la que está llevando a cabo OHL. La constructora ha subrayado ante la CNMV que Moody’s "ha mantenido el rating corporativo y el rating de las dos emisiones de bonos de OHL, rebajando la probabilidad de impago (PDR) de Caa2-PD a Ca-PD".

OHL ha negociado con los bonistas una quita de hasta 105 millones de euros, desde los 593 millones, a través de emisión de un nuevo bono y la conversión de parte de la deuda en capital. El nuevo bono encierra una ampliación de tres años en los vencimientos, con el 50% en 2025 y la otra mitad en 2026. OHL ha dado este paso ante la cercanía de la amortización de su primera remesa de bonos, por 323 millones, en marzo de 2022.

OHL 0,65 1,72%

Además, OHL prevé dos ampliaciones de capital por las que captará entre 42 y 71 millones de euros. El primer accionista de la empresa, la familia Amodio, se ha comprometido a invertir 37 millones. El otro compromiso, por 5 millones, parte del fondo Tyrus, acreedor de Grupo Villar Mir, este último segundo accionista de OHL con el 14%.

Cambios en el capital

Tras la recapitalización, los Amodio subirán del 16% a cerca del 30% del capital, mientras que los bonistas tomarán un 17% a base de canjear deuda por acciones, y la familia Villar Mir podría diluirse al entorno del 9% si no acude a la ampliación. Esta operación, así como la creación de tres Newcos para albergar las sociedades que garantizarán el nuevo bono, deben pasar por una junta de accionistas prevista para la segunda quincena de marzo.

Mientras OHL saca adelante este plan de saneamiento, las agencias Fitch y Moody’s bajan sus calificaciones a mínimos por si la compañía no tiene éxito y debe enfrentarse al pago a de la deuda a corto plazo. Moody's también dice tener en cuenta la quita planteada a los bonistas.

La dirección de OHL se ha mostrado optimista con el nivel de aceptación de los bonistas a su plan, que superaba la semana pasada el 60% de la masa acreedora, y con los compromisos de inversión anunciados por los Amodio y Tyrus.

Normas
Entra en El País para participar