Capital Energy, X-Elio, Iberdrola y Naturgy, grandes adjudicatarias de la subasta de renovables

3.034 MW verdes a un precio promedio de 24,47 euros, un 43% inferior al previsto

Repsol y Forestalia se quedan con las manos vacías

Renovables pulsa en la foto

Iberdrola y Naturgy, junto a X-Elio, Capital Energy, EDP Renováveis (EDPR) y Acciona, han resultado entre las adjudicatarias de la subasta de renovables celebrada este martes por el ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, en la que han sido asignados un total de 3.034 MW: 2.036 fotovoltaicos y 998 eólicos.

El Ejecutivo ha sacado a subasta el 15% del paquete de renovables previsto hasta 2025. La puja ha sido para 1.000 MW de tecnología fotovoltaica y otros 1.000 de eólica terrestre, mientras que el resto ha quedado sin restricción tecnológica.

Según ha informado el departamento que dirige Teresa Ribera, han participado 84 agentes con una oferta de 9.700 MW, más de tres veces la potencia subastada. El pastel se lo han repartido entre 32 empresas, con un precio medio ponderado de 24,47 euros por megavatio hora (MWh) para la fotovoltaica y de 25,31 euros por MWh para la eólica.

Capital Energy, que se ha estrenado en una subasta en España, se ha erigido como la gran ganadora en el cupo eólico con 620 MW, según la resolución publicada por Transición Ecológica una vez ha recibido la validación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

La compañía ha subrayado que ha conseguido todos los MW por los que competía y que ratifica así su compromiso con la transición energética. Cuenta con una cartera de proyectos en España y Portugal con 30 gigavatios (GW) de potencia. “Este resultado permite a Capital Energy desarrollar una estrategia de diversificación del riesgo muy balanceada y haciendo uso de todos los instrumentos que existen en el mercado”, ha indicado la firma fundada por Jesús Martín Buezas.

Naturgy ha obtenido cerca de 240 MW. La empresa que preside Francisco Reynés, en mitad de una opa parcial por parte del fondo australiano IFM, ha detallado que 197 MW corresponden a energía fotovoltaica y otros 38 a eólica terrestre, reafirmando así su apuesta por las renovables en los próximos años.

Iberdrola, que no participó en la subasta de 2017, ha conseguido 243 MW del cupo fotovoltaico. Así, el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán fortalece su apuesta por las renovables, donde es líder en España con una potencia instalada de 16.700 MW y que prevé elevar hasta los 25.000 MW para 2025, con una cartera de 11.700 MW verdes.

Endesa se ha hecho con un paquete de 50 MW fotovoltaicos. Ha sido en varias ocasiones el propio consejero delegado de la compañía, José Bogas, quien ha defendido que la energética acudiría a las próximas subastas que se realicen pese a que no necesite de este mecanismo para construir y financiar su instalación. Solaria se ha llevado 180 MW de energía fotovoltaica, al tiempo que EDPR se ha adjudicado 100 MW fotovoltaicos y 45 eólicos. 

Vuelve Acciona

Igualmente, Acciona, que ha regresado a las subastas tras no participar en las dos anteriores, ha obtenido 106,6 MW, también fotolvotaicos. Asimismo, X-Elio, participada por el fondo KKR, se ha llevado 315 MW de tecnología fotovoltaica y Greenalia, 135 MW de eólica. Engie ha tomado 85 MW solares en la puja e Ignis, un total de 125 MW, que desarrollará a través de varios proyectos en diferentes comunidades autónomas.

Q-Energy ha terminado con 20 MW fotovoltaicos y empresas como la surcoreana Hanwha y Akuo Renovables han conseguido 86 MW y 81 MW de esta misma tecnología, mientras Enerfín se ha llevado 40 MW eólicos. Elawan (antigua Gestamp Wind) se ha hecho con 280 MW, de los cuales 175 MW son de fotovoltaica y 105 MW de eólica. Se han sumado a la lista Garnacha (filial de la alemana IB Vogt), Dominion y Falck con 150 MW, 45 MW y 40 MW solares, respectivamente.

Repsol, que se estrenó en una subasta de renovables, se ha quedado fuera atendiendo a su regla de la rentabilidad. La empresa que dirige Josu Jon Imaz invertirá 18.300 millones en transición energética durante los próximos cinco años, de los cuales 5.500 irán destinados a iniciativas bajas en carbono: 4.300 para el desarrollo de renovables y 1.100 para reducir las emisiones de su división industrial. También sopesa la salida a Bolsa de su negocio renovable.

Forestalia, la gran ganadora en las anteriores subastas, tampoco se ha adjudicado nada. Ahora la Dirección General de Política Energética y Minas, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, resolverá la subasta como un acto administrativo y se publicará en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El precio para cada adjudicatario ha coincidido con el que ofertó (sistema conocido como pay-as-bid, por su denominación en inglés) y no se actualizará. La última subasta celebrada en España, en julio de 2017, adjudicó más de 5.000 MW, de los cuales 3.909 MW fueron para instalaciones fotovoltaicas y 1.128 MW para instalaciones eólicas, repartidos entre unas cuarenta empresas. El plazo máximo de entrega de la energía comprometida es de 12 años para las tecnologías fotovoltaica, solar termoeléctrica, eólica terrestre y marina e hidroeléctrica y de 15 años para las tecnologías de biomasa, biogás y biolíquidos.

El ministerio para la Transición Ecológica ha diseñado un nuevo modelo de subastas que busca conseguir trasladar al consumidor los ahorros derivados del despliegue de nuevas instalaciones renovables. De este modo, la subasta se realizó a sobre cerrado y el producto se adjudicó a las ofertas de menor cuantía hasta alcanzar el cupo establecido. El precio para cada adjudicatario coincide con el que ha ofertado (sistema conocido como pay-as-bid, por su denominación en inglés) y no se actualizará.

La última subasta celebrada en España, en julio de 2017, adjudicó más de 5.000 MW, de los cuales 3.909 MW fueron para instalaciones fotovoltaicas y 1.128 MW para instalaciones eólicas, repartidos entre unas cuarenta empresas. Con la de ayer se dio comienzo al calendario programado por el Ejecutivo para subastar 19,44 GW de renovables hasta 2025: 8.500 MW de eólica, 10.000 MW de fotovoltaica, 500 MW de termosolar, 380 MW de biomasa y 60 MW de otras tecnologías, como biogás, hidráulica o maremotriz.

Para evitar la especulación, el Gobierno aprobó un real decreto ley para que solo se otorguen los permisos de acceso y conexión a las redes eléctricas a proyectos “reales y firmes” y no a quienes solo aspiran a revender los derechos.

2.100 millones en inversiones

El despliegue asociado a los 3.034 MW adjudicados movilizará inversiones por unos 2.100 millones de euros asociados a la fabricación y construcción de las instalaciones, ocupando a unos 27.000 trabajadores, según Transición Ecológica.

“Los positivos resultados de esta primera subasta evidencian todo el potencial que tienen las renovables en nuestro país. Al ser la fuente de generación más barata, incorporar al sistema fuentes limpias se traduce, de forma rápida, en ahorros para hogares, empresas e industrias, en generación de actividad y puestos de trabajo en segmentos en los que España es puntera, y en una menor dependencia energética del exterior”, destacó ayer el ministerio de dirige Teresa Ribera.

El Gobierno estima que esta primera subasta bajo el nuevo modelo supondrá a futuro una disminución del precio del mercado eléctrico próximo a los 1,3 euros por MWh, debido a la incorporación de más renovables al sistema, ya que la energía generada por centrales térmicas que marcan el precio marginal, más cara, queda desplazada, lo que supone que el precio medio anual del mercado eléctrico se reduciría alrededor de 0,8 euros por MWh. Esto se traducirá en una reducción de la factura media de los hogares españoles que implicará un ahorro próximo a los 5 euros año, al que habrá que sumar el efecto acumulativo de sucesivas convocatorias.

Normas
Entra en El País para participar