Inversión

Los dividendos europeos crecerán un 15% este año tras caer el 20% el pasado, según Allianz GI

La firma no espera que se recuperen los niveles previos a la pandemia hasta 2022

Parqué de la Bolsa alemana.
Parqué de la Bolsa alemana. EFE

Los dividendos europeos se recuperarán en 2021 pero no volverán a los niveles anteriores a la crisis provocada por la pandemia hasta, al menos, 2022. Esta es una de las conclusiones a las que llegan los expertos de Allianz Global Investors. Según la firma de análisis, en 2020 se produjo una caída en el pago de dividendos por parte de las empresas europeas tras el aumento constante visto en años anteriores. La firma estima que las empresas del índice bursátil MSCI Europe distribuyeron algo menos de 290.000 millones de euros en 2020 comparado con los 360.000 millones de euros del año anterior, lo que supone una caída del 20%.

En 2021, Allianz GI espera que aumente nuevamente el reparto de dividendos de las empresas del MSCI Europe. Sin embargo, “al igual que en el panorama económico, no esperamos una recuperación en forma de V para la distribución de dividendos de 2021”, explica Jörg de Vries-Hippen, CIO de Renta Variable Europea de Allianz Global Investors.

Considera que es probable que a la disminución de aproximadamente el 20% en 2020 le siga un aumento de alrededor del 15% este año, de alrededor de 290.000 a 330.000 millones de euros.

La importancia de los dividendos se vuelve aún más clara a largo plazo. Hans-Jörg Naumer, director de Análisis de Mercados de Capitales de Allianz Global Investors y autor del Estudio de Dividendos 2021, señala que “los dividendos dan estabilidad a muchas carteras, especialmente en años con una evolución negativa de los precios, ya que pueden compensar esas pérdidas total o parcialmente. Además, debido a la política de dividendos de muchas empresas, las distribuciones fluctúan menos que los beneficios, lo que también estabiliza el rendimiento total de las acciones”.

El informe de Allianz recuerda que, en Europa, la cultura de los dividendos es particularmente fuerte en comparación con Estados Unidos y Asia. Entre 1975 y finales de 2020, alrededor del 35% del rendimiento total de la renta variable es atribuible a los dividendos.

“Para los inversores, por tanto, los dividendos siguen siendo de vital importancia”, añade Naumer, y asegura que “con el coronavirus, la represión financiera ha entrado en la siguiente fase. Los tipos de interés negativos prevalecerán aún más tiempo. Por lo tanto, continúa la búsqueda de rentas de capital”.

Dentro de Europa, España es el mercado líder en rentabilidad por dividendo de la zona euro. “No esperamos que se alcance el nivel previo a la crisis del coronavirus antes de 2022, como muy pronto”.

Además, los autores del informe destacan que esta mejora en los próximos meses no será igual en todos los sectores. A su juicio, salud y servicios públicos pudieron aumentar sus pagos durante la crisis y seguramente continúen este camino.

En cuanto a los sectores que tuvieron problemas para retribuir al accionista en 2020, como las empresas de bienes de consumo y de bienes industriales, podrán “aumentar sus pagos de dividendos solo tras una recuperación económica general, y sectores como el de la energía y el de los servicios financieros posiblemente se mantengan por debajo de los máximos anteriores”, añade Jörg de Vries-Hippen.

Normas
Entra en El País para participar