Deporte

Los grandes del fútbol europeo perderán 2.000 millones en ingresos esta temporada

En la 2019-2020 ingresaron 8.200 millones, 1.100 menos que en la anterior

Vista del Estadio Wanda Metropolitano de Madrid el pasado domingo.
Vista del Estadio Wanda Metropolitano de Madrid el pasado domingo. Getty Images

La ausencia de público por el coronavirus está teniendo un notable impacto en las finanzas de los clubes del fútbol europeo, también en los grandes. Los 20 principales del continente sufrieron una caída de los ingresos de 1.100 millones en la temporada 2019-2020, castigada desde marzo del año pasado por la pandemia. Algo que se agravará en la actual con una merma de la facturación que llegará a 2.000 millones.

Así lo estima Deloitte en su informe anual Football Money League 2021, referencia en el seguimiento financiero del deporte rey y al que ha tenido acceso CincoDías. Este cifra en 8.200 millones los ingresos acumulados de esa veintena de clubes en la temporada pasada, una caída del 12% respecto a la anterior, que fue de récord absoluto.

La partida que más sufrió fue la de los derechos audiovisuales, que se vieron reducidos en 937 millones, siendo un 23% inferiores a los de la campaña anterior. La prolongación de la temporada más allá del 30 de junio hizo que parte de los pagos contaran ya en el ejercicio siguiente, lo que explica la mayor parte de la caída.

Los ingresos por taquilla cayeron un 17% por la ausencia de público a partir de marzo, mientras que los patrocinios sí crecieron un 3%, pero no compensaron la caída del resto de partidas.

Los 2.000 millones de ingresos perdidos que Deloitte prevé para esta temporada se deberá, sobre todo, a la ausencia de facturación por entradas o abonos, las renegociaciones de las televisiones e impactos comerciales negativos. “La perspectiva a largo plazo es incierta, sin garantías de cómo el mercado audiovisual y de patrocinios reaccionarán cuando la sociedad recupere algo de normalidad”, dice el informe. “Los clubs más ágiles e innovadores serán los mejor posicionados para aportar valor a sus stakeholders y salir fortalecidos”, pronostica Concha Iglesias, socia responsable de Sports de Deloitte España.

En ese escenario, FC Barcelona volvió a repetir como equipo con más ingresos ordinarios [sin contar traspasos] con 715,1 millones, un 15% menos que en el año anterior. El Real Madrid también repitió como segundo a muy poca distancia con 714,9 millones, un 5,6% menos. El podio lo completó el campeón de la última Liga de Campeones, el Bayern de Múnich, con 634, un 4% menos. Destaca la caída de dos puestos del PSG francés, que baja al séptimo puesto con unos ingresos de 540 millones, un 15% inferiores. Este ha declarado unas pérdidas de 125 millones en la pasada temporada. Cinco de los 10 primeros clubes de la clasificación son ingleses y los únicos de los primeros 20 que mejoraron sus ingresos fueron el Zenit ruso (15º, +31%) y el Everton (17º, +0,7%). El Atlético Madrid mantuvo la decimotercera posición con 331,8 millones, un 9,7% menos, y el Valencia subió a la 21ª plaza con 172.

Pese a liderar la clasificación en ingresos, el FC Barcelona atraviesa una delicada situación financiera. Su memoria de la pasada temporada muestra un fondo de maniobra negativo de 602 millones, con un pasivo a corto plazo de 970 millones y unos activos corrientes de 368. El club reconoce que esto “podría suponer una duda sobre la aplicación del principio de empresa en funcionamiento”. La firma auditora, EY, no pone en duda la viabilidad de la entidad. La deuda neta se dobló hasta los 488 millones, con un gran aumento de los pasivos financieros. El ejercicio se cerró con una pérdida de 97 millones.

Normas
Entra en El País para participar