Volkswagen gana un 41% menos por la pandemia y sin contar con extraordinarios por el 'dieselgate'

El grupo alemán informa de un beneficio operativo provisional de 10.000 millones

Sede de Volkswagen en Wolfsburgo (Alemania).
Sede de Volkswagen en Wolfsburgo (Alemania).

El grupo Volkswagen obtuvo un beneficio operativo de 10.000 millones de euros en 2020, lo que se traduce en un retroceso del 41% en comparación con el ejercicio precedente, según datos publicados este viernes por el consorcio alemán.

No obstante, la multinacional que preside Herbert Diess ha matizado que dicho resultado es provisional y que comunicará el dato definitivo el 16 de marzo. Además, dicha partida tampoco recoge los efectos extraordinarios relacionados con el caso del software que alteraba las emisiones de algunos vehículos diésel cuando eran sometidos a pruebas de laboratorio, conocido como dieselgate.

"A pesar de la situación actual si precedentes debida al coronavirus, Volkswagen ha demostrado ser bastante robusta en la segunda mitad de 2020. Las entregas del grupo continuaron recuperándose con fuerza en el cuarto trimestre e incluso superaron las ventas del tercer trimestre de 2020", ha explicado la corporación.

Volkswagen también ha dado cuenta de que su flujo de caja neto relacionado con la división de Automoción se situó en unos 6.000 millones de euros. Informará de sus resultados definitivos a finales de febrero.

La compañía vendió 9,3 millones de coches en todo el mundo el año pasado, lo que se traduce en una bajada del 15,2% en comparación con el ejercicio precedente, es decir, 1,4 millones de unidades menos, debido a los efectos de la pandemia de coronavirus.

Dentro de las marcas de la multinacional con sede en Wolfsburgo (Alemania), la española Seat es una de las que registró una mayor caída de ventas el año pasado. En total, comercializó 427.000 coches, un 25,6% menos en la comparativa interanual. Tan solo le supera la firma de camiones Scania.

Resultados de 2019

En 2019, el grupo alemán registró un beneficio neto atribuido de 13.346 millones de euros, un 12,8% más que en 2018, tras lograr récord de ventas con casi 11 millones de coches matriculados en todo el mundo.

Facturó 252.632 millones de euros el año pasado, un 7,1% más, y registró una subida de su beneficio operativo del 21,8%, hasta 16.960 millones de euros. Registró unos efectos extraordinarios de 2.300 millones por el dieselgate, frente a los 3.200 millones de 2018.

Normas
Entra en El País para participar