Private equity

Lone Star, Platinum y Onex pujan por Mivisa a precio de saldo tras el ‘no’ de CVC

Los fondos ofrecen un 25% menos que los 2.000 millones tasados

Lone Star, Platinum y Onex pujan por Mivisa a precio de saldo tras el ‘no’ de CVC

Uno de los procesos de venta estrella de 2021 se complica. Se trata de la venta de la antigua Mivisa, el negocio de envases alimentarios del gigante norteamericano Crown Holdings. La valoración de 2.000 millones y el perímetro de la operación han atrancado la venta, de la que se ha distanciado el comprador favorito. Lone Star, Platinum y Onex son los que se mantienen en marcha.

El gigante estadounidense Crown Holdings es el dueño de Mivisa desde 2013, cuando se la compró a Blackstone y Dinamia. Es una de esas empresas que ha pasado de mano en mano por los fondos de capital riesgo. CVC, Pai Partners, Suala Capital ha tomado el testigo de la familia Vivancos al frente de este productor de envases alimenticios.

El auge de las empresas ligadas a la alimentación hizo que Crown lanzase la venta no solo de Mivisa, sino de todos su negocio alimenticio en Europa. Para ello contrató a Evercore, que se ha encargado de pilotar el proceso. Y recibió pronto el interés de grandes fondos, fundamentalmente con CVC (que ya fue accionista de Mivisa) con el que inició conversaciones bilaterales, tal y como publicó este periódico el 19 de noviembre.

Pese a que las conversaciones con el fondo que pilota en España Javier de Jaime llegaron a estar avanzadas, CVC terminó por perder buena parte de su interés por la compañía. Tampoco se decidieron por lanzarse al proceso otros grandes del sector como Pai o Blackstone.

El principal problema ha sido el precio. Crown buscaba desprenderse de la firma española por, al menos 2.000 millones. De acuerdo al informe financiero de Crown en 2019, su negocio de envases alimenticios en Europa registró unas ventas de 1.887 millones de dólares (unos 1.600 millones de euros), y el beneficio neto fue de 205 millones de dólares, 172,6 millones de euros, según el informe anual del grupo estadounidense. Alrededor de un tercio de las ventas corresponde a la antigua Mivisa. La otra cuestión radicaba en el perímetro de la operación y exactamente las plantas de las que los estadounidenses estaban dispuestos a desprenderse.

Así, solo se han quedado en la subasta aquellos inversores con intereses en el sector y que puedan explotar más sinergias. Se trata del fondo canadiense Onex, propietario de SIG, el estadounidense Platinum, dueño de Ball Metalpack y que en España destaca la adquisición de Iberconsa, y el fondo oportunista Lone Star.

Las ofertas de estos tres fondos están un 25% por debajo de las pretensiones de Crown. Es decir, no están dispuestos a ofrecer más de 1.500 millones. De hecho, las fuentes consultadas apuntan a que Crown está barajando cancelar el proceso de venta ante el escaso apetito detectado.

El grupo había lanzado este proceso presionado por sus propios accionistas. Un grupo de hedge funds, que ostentan un 15% del capital, han insistido en que el grupo con sede en Philadelphia lleve a cabo esta operación. Entre estos fondos destacan Saya Management y Maverik Capital.

Normas
Entra en El País para participar