Textil

La CNMV requirió a Inditex información adicional sobre seis puntos de sus cuentas

La textil ha tenido que detallar, entre otros, la provisión de 287 millones ligada al Covid-19

La CNMV requirió a Inditex información adicional sobre seis puntos de sus cuentas

Inditex ha tenido que responder a un requerimiento de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para que ampliara la información sobre distintos aspectos de sus últimas cuentas anuales, las relativas al ejercicio 2019. Se trata de seis puntos, la mayor parte sobre los métodos utilizados para calcular el impacto de la nueva normativa sobre arrendamientos NIIF 16, algo que el supervisor también ha hecho con otras cotizadas que han adaptado sus cuentas a esta regulación. Sin embargo, también le hace detallar cómo hizo la provisión de 287 millones que la textil aplicó por el inicio del coronavirus en China.

Dicho requerimiento se hizo el pasado 9 de diciembre, y ha sido respondido por la textil este 18 de enero, tal y como consta en los registros de la CNMV. Lo ha hecho en un documento de nueve páginas firmado por el secretario del consejo de Inditex, Antonio Abril Abadín. La última vez que la textil tuvo que agregar información por petición de la CNMV fue en las cuentas de 2011, aunque aquella vez fue por un error en la información contenida en uno de los anexos de la memoria financiera.

Uno de los puntos más relevantes es el que atañe a la citada provisión que Inditex incluyó en sus cuentas de 2019 ligada al Covid-19, de 287 millones, por el impacto de la pandemia sobre el inventario de la colección de primavera-verano. La CNMV le pide ampliar la información sobre la metodología y cómo determinaron el deterioro hecho a 31 de enero.

Inditex explica que, en cada cierre contable y antes de cada colección, calcula una provisión respecto a las prendas que estima se venderán por debajo de su precio de adquisición, tomando como base información histórica de ventas en el mismo periodo del año, el comportamiento real de la colección hasta la fecha y las previsiones de cierre de la campaña. “Este análisis se hace por cadena para asegurar la máxima fiabilidad en las estimaciones”, dice la empresa, que añade que usó la misma metodología para la provisión de 287 millones.

Otro punto donde ha ampliado información es el relativo a las operaciones intragrupo. Como publicó CincoDías en marzo del año pasado, Inditex declaraba en sus cuentas un importe de 5.122 millones entre “adquisiciones de sociedades del grupo y ampliaciones de capital”. La CNMV le pide desglosar a qué corresponde cada cosa, e Inditex detalla que 3.505 millones fueron a adquisiciones de otras sociedades del grupo y 1.617 fueron ampliaciones de capital. Las primeras, dice, “se enmarcan en un proceso de revisión de la estructura societaria del grupo con el objeto de simplificarla”, y dice que se valoraron por un experto independiente.

El resto de aspectos tienen que ver con la norma de arrendamientos NIIF 16 y su aplicación por parte de la textil. La CNMV le pregunta por los cálculos para determinar ciertos pasivos por arrendamientos, test de deterioros y otros aspectos relativos a los alquileres.

Entre la información que aporta la empresa destacan los 8.000 contratos de arrendamiento que estaban en vigor, de los que 6.750 contenían algún tipo de pago fijo, y que los plazos medios de obligado cumplimiento son de menos de tres años. “La política del grupo consiste en buscar siempre la máxima flexibilidad con periodos de obligado cumplimiento cortos o incluso inexistentes, y opciones de ampliación unilaterales por parte del grupo lo más extensas posibles”.

Normas
Entra en El País para participar