El BEI destinó en 2020 un tercio de su financiación a la lucha contra el Covid

España es el primer país en beneficiarse del Fondo Europeo de Garantías

Sede del Banco Europeo de Inversiones, en Luxemburgo.
Sede del Banco Europeo de Inversiones, en Luxemburgo. GETTY

Un tercio de toda la financiación aprobada por el Banco Europeo de Inversiones en 2020, unos 25.500 millones de euros, fue destinada a la respuesta inmediata a la crisis provocada por la pandemia de coronavirus. De este montante, "la mayoría" se dirigió a pequeñas y medianas empresas con el objetivo de "evitar procesos de insolvencia y pérdida de puestos de trabajo", especialmente en aquellos países que "no tenían los medios presupuestarios para adoptar paquetes de rescate masivos".

Así, el valor de la financiación de proyectos aprobados para pymes creció el pasado año para alcanzar los 30.600 millones de euros, lo que benefició a unas 425.000 compañías en todo el bloque y sostuvo más de 4,2 millones de empleos.

Durante el año 2020, España fue además el primer país de la Unión Europea en beneficiarse del Fondo Europeo de Garantías (EGF, por sus siglas en inglés), puesto en marcha al comienzo de la crisis sanitaria para combatir los efectos de la pandemia en la economía y, en particular, en el tejido productivo. El fondo, dotado con cerca de 25.000 millones de euros que conseguirían movilizar hasta 200.000 millones de financiación para las empresas comunitarias, ha servido para aprobar proyectos con bancos españoles por valor de 2.650 millones de euros, según los datos dados a conocer este miércoles por el BEI.

En lo que respecta a la lucha directa contra el Covid-19, además, el BEI ha firmado, también en 2020 y en España, un total de 46 operaciones por valor de 4.900 millones, con una financiación de 12.100 millones. Esto sitúa al como el socio con el mayor volumen de aprobaciones de proyectos relacionados con Covid-19, como ya adelantó Cinco Días. Las medidas del BEI para mitigar los efectos económicos se centraron en dos áreas principales, según explicó el vicepresidente del BEI, Ricardo Mourinho Félix: el apoyo al sector sanitario y las pymes.

"España ha sido uno de los países europeos más afectados por el Covid-19. Por este motivo, más de la mitad de la financiación del Grupo BEI en España se dedicó a luchar contra la crisis sanitaria y a paliar los efectos económicos de la pandemia, ayudando a las empresas españolas a mantener a flote sus negocios, preservando su valor y el empleo".

La pandemia, aseveró Mourinho Félix, ha puesto aún más de relieve la necesidad urgente de apoyar a las pequeñas y medianas empresas, que representan una parte sustancial del tejido productivo y del empleo en España. Por ello, "un 50% de la actividad total" del grupo en España se destinó a tratar de solventar las necesidades de liquidez de estas empresas, "que recibieron 4.195 millones de euros para asegurar que disponen de los fondos necesarios para mantener a flote sus negocios".

A su vez, y teniendo en cuenta que 2020 marcó el final del programa de inversión del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE), el principal pilar del Plan de Inversiones para Europa, España fue el tercer país más beneficiado por esta iniciativa, tanto a nivel de operaciones aprobadas como de inversiones movilizadas. Desde 2015 y hasta 2020, el BEI ha financiado 176 proyectos españoles por valor de 13.164 millones de euros. Con esta financiación se espera movilizar alrededor de 63.000 millones de euros en inversiones que contribuirán principalmente a fomentar la acción climática, la innovación, la producción sostenible, la implantación de las últimas tecnologías digitales y la competitividad de nuestras empresas.

Respecto al clima, además, por quinto año consecutivo el banco de la UE aumentó el porcentaje de su actividad destinada a promover proyectos que contribuyan a la mitigación y adaptación al cambio climático, hasta alcanzar el 38% (2.850 millones de euros). España, de nuevo, ha sido el tercer país de la UE que ha recibido más financiación para este objetivo.

En términos globales, la financiación total del BEI en 2020 ascendió a 76.800 millones de euros (un incremento del 6% con respecto al año anterior), de los cuales 66.090 millones corresponden a préstamos facilitados y 12.870 millones al Fondo Europeo de Inversiones (FEI). Un tercio de la financiación total, unos 25.500 millones de euros, se destinó a la respuesta inmediata a la crisis del Covid. La mayor parte se dirigió a pequeñas y medianas empresas para evitar insolvencias y pérdidas de empleo.

Normas
Entra en El País para participar