La última e importante decisión contable en autónomos de 2020

Los trabajadores autónomos tienen hasta el 31 de diciembre para tomar la decisión

La última e importante decisión contable en autónomos de 2020

En diciembre concluye el ejercicio fiscal y es el momento en el que el trabajador autónomo deberá escoger si elige tributar en estimación directa o por módulos en 2021.

Se trata de dos formas de tributación diferentes. La estimación directa se fundamenta principalmente en la presentación de los ingresos y de los gastos deducibles del negocio. Esto es, el autónomo debe presentar todas las facturas. Mientras que, por su parte, en la estimación objetiva o módulos se tributa en base a tramos de Hacienda según el sector, del rendimiento o del número de empleados.

En ambos casos, se deberán presentar trimestralmente los modelos correspondientes de IVA y de IRPF. Aun así, la Agencia Tributaria indica qué autónomos pueden optar por cada uno de estos módulos.

Hasta el 31 de diciembre

Los autónomos tienen de plazo hasta el 31 de diciembre para escoger el tipo de tributación que prefieren para su actividad. Si por el caso se escogiera tributar en estimación directa, el trabajador debería pasar tres ejercicios para poder tributar por estimación directa si así lo quisiera. Aunque el COVID también ha marcado una excepcionalidad en esta elección, que marca importantes diferencias este año.

Hay que tener en cuenta que 2020 ha sido un año particular. Y es que a principios del mismo se permitió a ciertas actividades económicas tributar por estimación objetiva. De esa manera se les permitió el poder tributar y pagar impuestos en función de sus ingresos reales. Dichos autónomos tienen ahora la posibilidad de escoger seguir tributando por estimación objetiva sin tener que esperar tres ejercicios para hacerlo.

Normas
Entra en El País para participar