Calviño defiende retrasar la subida del salario mínimo si no hay acuerdo esta tarde entre patronal y sindicatos

La vicepresidenta aboga por “tomarse un poco de tiempo” y posponer cualquier incremento hasta que “tengamos la recuperación económica enfilada en 2021”

 La vicepresidenta económica, Nadia Calviño.
La vicepresidenta económica, Nadia Calviño.

El Gobierno está preparando ya el terreno para una previsible congelación del salario mínimo interprofesional en 2021. Aunque la decisión será negociada esta tarde entre el Ministerio de Trabajo, los sindicatos y la patronal, y oficialmente todavía no hay decisión tomada, la vicepresidencia de Asuntos Económicos ha defendido que si hoy no se alcanza un acuerdo entre los agentes sociales, harto improbable dadas sus posturas enfrentadas, lo lógico sería retrasar cualquier posible subida.

Así lo ha defendido esta mañana la vicepresidenta tercera del Gobierno y titular de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en La Sexta, donde ha expuesto que si el diálogo social no arroja un pacto claro en este asunto, habría que “tomarse un poco de tiempo” y aguardar a que “tengamos la recuperación económica enfilada en 2021”.

“El Gobierno tiene un compromiso muy claro sobre la subida del salario mínimo, no es de ahora, en los dos últimos años un Gobierno de Pedro Sánchez lo ha subido casi un 30%”, ha recordado, en referencia al alza el 29% entre los 733 y los 950 euros mensuales, en 14 pagas, sellada en los dos últimos ejercicios.

Sin embargo, ha apostillado Calviño, “a nadie se le escapa que es muy distinto tomar una decisión de subida del salario mínimo en un contexto de crecimiento económico como el que hemos tenido en los últimos años, que en este año en que la previsiones apuntan caída del PIB de dos dígitos”.

“Tenemos que tomar una decisión que sea adecuada desde el punto de vista del interés general partiendo de prioridad clara que es recuperar el crecimiento económico e impulsar la creación de empleo. No podemos olvidar que tenemos más de 750.000 trabajadores sujetos a ERTE que tienen que ser readmitidos en sus empresas y más de 250.000 trabajadores que han perdido su empleo desde primavera y tenemos que seguir creando empleo”, ha dicho.

“El Gobierno no ha tomado la decisión. Hoy se va a producir la reunión de los agentes sociales y si no hay acuerdo a lo mejor lo que nos están diciendo es que precisamente hay que tomarse un poco de tiempo para tomar esa decisión”, ha sostenido Calviño, “cuando tengamos la recuperación económica enfilada en 2021 y tengamos un contexto de certidumbre que nos permite ver el impacto”.

Después de todo, ha recordado, las subidas de salario mínimo afectan principalmente a mujeres y a jóvenes y “en este momento nuestra prioridad es proteger y acompañar a los colectivos” más afectados por la crisis del Covid-19.

Dada la disparidad de posiciones entre sindicatos, a favor de un alza del salario mínimo del entorno del 1,8%, y la patronal, que insta a congelarlo, es previsible que la reunión de esta tarde se salde sin acuerdo, lo que según el planteamiento de Calviño llevaría al Gobierno a posponer cualquier decisión.

La cuestión, sin embargo, ha despertado un a importante controversia interna en el seno del Ejecutivo de coalición formado por PSOE y Unidas Podemos, pues mientras que los ministros de la formación morada, con la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, al frente apuestan por un nuevo incremento, el ala más moderada pide “prudencia.

Normas
Entra en El País para participar