Infraestructuras

Sacyr entra en el mercado concesional brasileño con una autopista de 430 millones

El proyecto incluye 30 años de plazo de explotación y aporta una cartera de 2.440 millones en ingresos

La carretera brasileña RSC-287, actualmente con un único carril en cada sentido de la circulación.
La carretera brasileña RSC-287, actualmente con un único carril en cada sentido de la circulación.

La autopista RSC-287 se ha convertido en la primera concesión de Sacyr en Brasil, país en el que cuenta con obras en el metro de Sao Paulo, el metro de Fortaleza o en la duplicación de la Ferrovía Norte-Sur. El nuevo proyecto precisa la inversión de 430 millones de euros a cambio de 30 años de explotación.

La infraestructura, de 204 kilómetros en el Estado Rio Grande do Sul, será duplicada con el objetivo de mejorar las comunicaciones entre las regiones de Tabaí y Santa María, ha explicado la empresa a través de un comunicado. El activo encierra una cartera de ingresos prevista superior a los 2.440 millones de euros.

Sacyr se ocupará de la operación, explotación, conservación, mantenimiento, mejoras y ampliación de la infraestructura, que también permite la interconexión con las carreteras federales BR 471 y BR 153.

Brasil es uno de los mercados concesionales más activos de América, en el que la española Abertis disputa el liderazgo, a través de la filial Arteris, a firmas locales como CCR o Ecorodovías.

Sacyr Concesiones, por su parte, se abre camino tras afianzarse en países como Colombia, Chile, México o Perú, y tras alzarse con su primera concesión en Estados Unidos. En este último caso se trata de la gestión de los servicios energéticos y de agua de la Universidad de Idaho.

Normas
Entra en El País para participar