Infraestructuras

Sacyr gana su primera concesión en EE UU, con 1.200 millones en cartera de ingresos

La española, en consorcio con Plenary, gestionará el agua y energía de la Universidad de Idaho

Rectorado de la Universidad de Idaho, en Estados Unidos.
Rectorado de la Universidad de Idaho, en Estados Unidos.

Sacyr se ha estrenado en el mercado de las concesiones en Estados Unidos. La española se hará cargo de los servicios energéticos y de agua de la Universidad de Idaho durante los próximos 50 años. Tal y como avanzó Cinco Días, este contrato incluye una cartera de ingresos de 1.200 millones de euros para la concesionaria, que Sacyr comparte con el gestor de infraestructuras Plenary, más 525 millones para la operadora, también participada por Sacyr.

La adjudicataria se va a encargar de operar, mantener y mejorar los sistemas de generación y distribución de energía, agua y vapor del campus, ubicado sobre 640 hectáreas en la ciudad estadounidense de Moscow. La compañía que preside Manuel Manrique ha subrayado que la consecución de este contrato en Estados Unidos cumple con uno de los hitos del plan estratégico 2015-2020, como es el de la entrada en el mercado concesional estadounidense.

El gran rival por este proyecto ha sido el equipo formado por Engie y Meridiam, con experiencia en este tipo de concesiones. De hecho, se adjudicaron en diciembre del año pasado los servicios de energía, agua y climatización de la Universidad de Iowa por un periodo de 50 años.

Una pequeña ciudad

Con 12.000 alumnos y 150 titulaciones, la Universidad de Idaho cuenta con las citadas 640 hectáreas, 253 edificios y 32 hectáreas de parques. Entre sus infraestructuras figura una red de distribución de agua enfriada de 12,8 kilómetros y una red de distribución eléctrica de 6 kilómetros de longitud. Las redes de distribución de agua potable suman 31,7 kilómetros, y cuenta también con conductos de distribución de vapor y aire comprimido. Sacyr compara el campus de Idaho con una pequeña ciudad.

El pliego del concurso contempla la reducción de la huella de carbono procedente del consumo energético, potenciándose el uso de fuentes de renovables. Otro punto clave es el de la explotación sostenible de los acuíferos de Grande Ronde y Wanapum, así como la mejorará la gestión de las aguas residuales.

La entrada de Sacyr en Estados Unidos se produjo en 2018, momento desde el que se ha adjudicado siete contratos en Florida y Texas. La cartera de obra en el país asciende a 640 millones de dólares (575 millones de euros al cambio actual).

Normas
Entra en El País para participar