Esto es lo que cobra un 'coach' profesional

La media oscila alrededor de los 38.940 euros anuales

Esto es lo que cobra un 'coach' profesional pulsa en la foto

Mujer (70%), norteamericano (33%), entre los 40 y los 55 años (51%)y con unos ingresos anuales derivados de su profesión que rondan los 47.100 dólares anuales (38.940 euros). Ese es el perfil medio del coach a nivel mundial, según un estudio global sobre esta industria realizado por PwC para la International Coaching Federation (ICF).

Sin embargo, esta radiografía es cada vez más diversa, ya que esta actividad está desarrollándose en nuevos mercados. La profesión se está popularizando: se estima que en 2019 había un total de 71.000 entrenadores de ejecutivos, lo que supone un incremento del 33% frente al 2015. Las empresas cada vez demandan más este tipo de servicios, tanto para sus empleados como para sus directivos, con lo que el interés por la profesión ha crecido en los últimos años y, en consecuencia, la necesidad de establecer unas garantías de calidad.

Si bien el 99% de los coach cuenta con formación específica, según el mencionado informe, ahora se busca dar un paso más allá con el objetivo de controlar la sostenibilidad de la industria a pesar de su rápido crecimiento. “Es una profesión que en España no está regulada y, por ese motivo, se buscan organismos externos que fijen unos estándares de calidad muy altos para ofrecer seguridad”, comenta el presidente de ICF, Germán Antelo. Las empresas y usuarios del coaching son más exigentes en la actualidad y esperan en mayor medida que estos profesionales cuenten con un título acreditativo. Una afirmación con la que está muy de acuerdo el 55% de los encuestados, frente al 37% que lo señalaba en 2015.

Pero esta transformación del sector no se limita a los clientes, sino que la demanda de una mayor calidad afecta también a los profesionales. Es por ello que quienes buscan dedicarse a ello también quieren distinguirse: el 85% de estos perfiles contaba en 2019 con un certificado avalado por alguna entidad profesional que acreditaba la formación recibida. Esta cifra es cuatro puntos porcentuales más alta que en 2015, cuando el 7% (frente al actual 4%) aseguraba haber recibido formación específica, pero esta no estaba respaldada por ninguna institución reconocida.

Asimismo, gran parte de estos profesionales (94%) ofrece otros servicios adicionales al coaching. La mayoría opta también por la consultoría (60%), la capacitación (60%) o la gestión de servicios generales (54%) para completar su catálogo. En concreto, quienes alternan entre varios servicios dedican alrededor del 44% de su tiempo al coaching. El perfil de los clientes no ha variado en el tiempo, según PwC, estos son en su mayoría mandos intermedios (27%) y alta dirección (25%). Por su parte, la prestación de servicios a particulares se mantiene en el 19%, sin cambios desde 2015.

Otra de las evidencias del crecimiento de esta industria es la facturación total generada en 2019 a nivel mundial: 2.849 millones de dólares (2.360 millones de euros), lo que representa un incremento del 21% frente a los resultados de 2015. Por regiones, Norteamérica, Oceanía y Europa Occidental son los continentes en los que esta profesión está mejor remunerada. Los profesionales de estas zonas ingresan por esta actividad una media de 62.500, 61.100 y 51.100 dólares anuales (51.773, 50.613 y 42.329 euros), respectivamente. “Esta diferencia de ingresos responde, por una parte, a las diferencias de poder adquisitivo entre regiones, pero también influye mucho la antigüedad de la profesión: los que tienen más de 15 años han creado una cartera de clientes y están más valorados en el mercado”, comenta Antelo.

Este oficio comenzó en Norteamérica y después se desarrolló en Europa Occidental, pero actualmente está creciendo especialmente rápido en otras localizaciones. En Latinoamérica y Caribe se ha observado un crecimiento muy significativo, con el registro en 2019 de un 174% más de profesionales que en 2015, seguida de Europa del Este (un 40% más).

Normas
Entra en El País para participar