Gran consumo

La industria alimentaria ingresará 4.300 millones menos este año por la crisis de la hostelería

La patronal FIAB dice que desde febrero han desaparecido 1.800 empresas

La industria alimentaria ingresará 4.300 millones menos este año por la crisis de la hostelería

La industria alimentaria ha sido una de las que mejor ha podido atravesar la crisis provocada por el coronavirus. Pero, pese a que el consumo doméstico se ha disparado desde el confinamiento decretado en marzo, con una mayor demanda de productos de alimentación y bebidas, la parallización de la actividad hostelera también castigará al conjunto de la industria.

Esta perderá este año alrededor de 4.300 millones de los ingresos que tuvo en 2019. Así lo calcula la patronal del sector, FIAB, en un estudio elaborado junto al Instituto de Estudios Económicos. Según el mismo, la industria acabará el año con unos ingresos de 116.700 millones de euros, un 3,6% menos respecto a la cifra del año pasado, en torno a esos 4.300 millones.

Como refleja la asociación, el incremento de las ventas en el gran consumo no compensará el retroceso en la hostelería. Las ventas a este último canal cerrarán el año en unos 9.200 millones, lo que representará una caída del 56% respecto a los 20.900 millones del año pasado. Los 107.500 millones restantes corresponderán al consumo en el hogar, lo que supondrá un crecimiento del 6,4% respecto al año anterior, según se calcula de los datos aportados por FIAB. "Este segmento no asume la caída experimentada en hostelería, debido al cierre de bares y restaurantes y a las limitaciones a la movilidad con la práctica paralización del turismo nacional", explica en un comunicado el director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo.

 Lo que sí se mantiene estable es la actividad exportadora, según FIAB por el "gran aumento" de las ventas de productos porcinos a China, aunque las realizadas al principal mercado exterior, la Unión Europea, han caído un 1,1%. "La internacionalización es un pilar estratégico para el sector y para a seguir creciendo, debemos resolver aquellas situaciones que están perjudicando a los productos españoles, como los aranceles en EE UU y la ´aún incierta resolución del Brexit", dice García de Quevedo.

La patronal pone de relieve que entre febrero y octubre, y debido al menor valor de lo producido durante ese tiempo, el sector ha perdido 1.800 empresas respecto al mismo periodo del año anterior, una reducción del 6,8%. "Teniendo en cuenta la presencia del sector en todo el territorio nacional, su especial contribución en las zonas con menores índices de renta por habitante y el efecto arrastre sobre el resto de actividades productivas, el retroceso en la producción supone un importante revés para la competitividad de la industria", añade García de Quevedo.

Normas
Entra en El País para participar