Tipos de referencia

El euríbor de las hipotecas rompe el suelo del -0,5% por primera vez

El índice más utilizado en España para calcular las cuotas de los préstamos variables marca un mínimo histórico por debajo de la tasa de depósitos del BCE

Euríbor pulsa en la foto

Nuevo hito del euríbor a 12 meses. Lo que hace unos pocos meses parecía imposible ha sucedido: el índice hipotecario por excelencia ha roto este martes la barrera del -0,5% al situarse en el -0,504% en tasa diaria. El lunes cotizó en el -0,499% y parecía inminente que fuera a perforar la línea que hasta ahora se consideraba el "suelo natural" del tipo de referencia, dado que en el -0,5% se sitúa el tipo de depósitos del BCE, que es lo que cobra el Banco Central a los bancos por aparcar sus reservas de liquidez. La media provisional de diciembre se sitúa en el -0,492%, nuevo mínimo histórico. El desplome del euríbor se produce dos días antes de la reunión de política monetaria del BCE, de la que se espera salgan nuevos estímulos.

La montaña rusa en la que ha estado inmerso el euríbor este año, subiendo súbitamente al tiempo que estallaba la pandemia del coronavirus y cayendo de nuevo al son de los estímulos del Banco Central Europeo (BCE), ha acabado por llevar al índice a cotas impensables. "No tiene sentido que los bancos se presten fondos entre sí a una tasa más baja que la que ofrece el Banco Central en su condición", aseguraba una analista a CincoDías en septiembre. Pero los expertos comenzaban a asumir que el -0,5% podría traspasarse, debido a la abundante liquidez en el sistema financiero. De hecho, en octubre, los contratos de futuros del euríbor ya lo situaban más abajo, rondando incluso el nivel del -0,6%. En las útimas semanas, la brecha entre la facilidad marginal de depósito y el euríbor se encontraba en su nivel histórico más bajo en términos absolutos. “La recaída económica de la eurozona tras las últimas restricciones justifican el exceso de oferta de dinero y la bajada del coste de los préstamos”. En la situación actual, el mercado interbancario se aproxima al punto en el cual es indiferente pagar la penalización del Banco Central sobre las reservas bancarias que prestarlo al mercado”, opina Olivia Álvarez, analista de Monex Europe. "El -0,5% no ha sido reconocido como un mínimo”, señala por su parte MyInvestor, que apunta como ejemplo que en Europa el banco central suizo, el SNB, tiene los tipos en el -0,75%.

El euríbor a un año, al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas a tipo variable en España, marcó en noviembre su cuarto mínimo consecutivo en el -0,481% y continúa hundiéndose. De seguir así en lo que queda de diciembre, la media mensual encadenaría un quinto récord negativo. En su caída, el índice ha seguido anticipando los estímulos que se da por hecho lanzará el BCE este jueves, después de que la recuperación iniciada en Europa haya perdido fuelle ante la segunda ola del Covid-19. El mercado estima que el BCE ampliará la magnitud de los programas de compras de emergencia frente a la pandemia (PEPP) y TLTROs en su próxima cita.

Los vaivenes del euribor comenzaron en marzo con la crisis del coronavirus, que desencadenó las tensiones en el mercado interbancario. Tras tocar un mínimo el 12 de marzo en el -0,368%, el índice comenzó a escalar. Subió en marzo, abril y mayo, mes en el que a punto estuvo de alcanzar el umbral del cero. Pero la intervención del BCE a comienzos de junio, cuando amplió su programa de compras especial frente al Covid-19, devolvió las caídas al tipo hipotecario por excelencia, al relajar las tensiones entre los bancos. Desde entonces suma seis meses consecutivos de bajadas y prácticamente no se han interrumpido los descensos. Únicamente hubo un amago de repunte a principios de noviembre, cuando Pfizer anunció al eficacia de su vacuna contra el virus. Pero la convicción de que el BCE seguiría apoyando a la economía pese a las vacunas devolvió las caídas. Con todo, la principal razón de que el euríbor continúe hundiéndose en niveles negativos es el exceso de liquidez en el sistema financiero, sostienen los expertos.

El director de Hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli, explica que, al contrario que en otros sectores, las buenas noticias que han llegado sobre las diferentes vacunas en el mercado para combatir al coronavirus no han tenido, por el momento, ninguna repercusión en el euríbor.

"El sector de la vivienda suele reaccionar de una manera más lenta a los cambios macroeconómicos de los países. Por eso, el hecho de que se haya anunciado una nueva vacuna no ha afectado a un índice tan sensible como puede ser el euríbor", comenta Colombelli, quien vaticina, al menos, tres años más del indicador en tasas negativas.

En diciembre de 2019, la tasa media del euríbor marcaba el -0,261%. De continuar la tendencia actual, el indicador podría cerrar 2020 con una media mensual por debajo del -0,5%. La caída en picado beneficia a los hipotecados pero presiona aún más la ya escasa rentabilidad de la banca, que ve cómo el horizonte de los tipos en mínimos históricos se alarga en el tiempo. Las hipotecas, uno de los principales negocios del sector bancario, seguirán abaratándose.

Con el dato provisional de diciembre (-0,492%), una hipoteca media de 120.000 euros a 20 años con un diferencial 1% más el euríbor (que en realidad resta y no suma al estar en negativo) experimentaría un abaratamiento en las cuotas de 11,59 euros al mes o 139 euros al año.

El Departamento de Análisis de Bankinter sitúa la cotización del euríbor dentro de un año entre el -0,15% y el -0,05%, y recientemente el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, aseguró que los mercados creen que la situación podría mantenerse "hasta más allá del 2030".

Normas
Entra en El País para participar