Teleco

Telefónica ficha a Société Générale y a Greenhill para vender el cable de Telxius

El mercado vuelve a especular con una OPV de la filial de torres en 2021

Telefónica ficha a Société Générale y a Greenhill para vender el cable de Telxius

Telefonica trabaja a toda marcha para echar a andar su plan de desinversiones. La teleco ha encargado a Société Générale y a Greenhill la venta del negocio de cable submarino encuadrado en su filial Telxius.

Hace meses que el mercado especula con que Telxius pueda volver a ser una palanca para que Telefonica acomode su estructura de deuda y vire a la nueva realidad de la teleco. La filial de torres de telefonía y cable submarino de Telefónica ya supuso un alivio financiero para la compañía en el pasado, cuando vendió el 40% del capital a KKR y el 10% a Pontegadea, el vehículo de inversión de Amancio Ortega. Y también le ha traspasado 10.000 torres más de su filial en Alemania.

Al tiempo que trata de vender su negocio en Hispanoamérica, entre otros negocios, mueve ficha en Telxius. Ha encomendado a Société Générale y a Greenhill vender la parte del cable submarino. Pero la idea que subyace en el mercado es que el movimiento no se quedará ahí. Telefónica trata de aligerar Telxius para propiciar otra operación corporativa.

La parte del cable submarino fue el caballo de batalla de Telefonica en la frustrada salida a Bolsa de Telxius en 2016. Si bien los inversores aplaudían el puro negocio de torres de telefonía, tenían más dudas sobre cómo valorar el negocio del cable submarino. Según el folleto de salida a Bolsa, la compañía cuenta con 65.000 kilómetros de líneas de cable en todo el mundo, de los cuales 31.265 kilómetros corresponden al cable submarino.

Los principales accionistas de Telefónica ya se han preparado para los posibles movimientos en Telxius. El pasado verano, KKR refinanció los 440 millones en deuda con la que compró su participación en la compañía, tal y como desveló este periódico. El objetivo era estar en disposición de afrontar una posible operación corporativa.

Telefónica, por su parte, ha situado a Telxius como uno de los puntos fundamentales dentro de sus proyectos de creación de valor en torno a sus infraestructuras de telecomunicaciones. De hecho, ocupó buena parte de la comparecencia del consejero delegado de la teleco, Ángel Vilá, en las tradicionales jornadas sobre el sector de telecomunicaciones, medios de comunicación y tecnología (TMT) en Europa que organiza Morgan Stanley, celebradas hace pocos días.

Allí, el directivo confirmó que Telefónica contemplaba la opción de dar entrada a nuevos inversores en Telxius, y bajar del 50% del capital. Eso sí, primero hablaría con los socios actuales, KKR y Pontegadea, dueños de un 40% y un 9,9% del capital, respectivamente. El mercado incluso especula con que la venta del cable submarino sea un paso previo para retomar los planes de salida a Bolsa de Telxius, que tendría lugar en 2021. Todo ello si la pandemia afloja, se encuentra finalmente una vacuna y la recesión económica da un respiro. Lo que mejoraría las condiciones del mercado y reactivaría las salidas a Bolsa en España, tras dos años de sequía casi absoluta.

El propio Vilá, en las citadas jornadas, aseguró que el negocio de los submarinos había estado muy activo durante la pandemia para dar respuesta al crecimiento del tráfico en las redes, advirtiendo de que el alargamiento de los contratos daba más visibilidad a los ingresos futuros, incrementando así el valor de los activos.

Mercado en ebullición

La compañía está tratando de moverse con rapidez en un momento en el que el negocio de las torres de telecomunicaciones está atrayendo un gran interés en los mercados financieros, y en el que se están ejecutando grandes transacciones. Quizá las más relevantes son la compra de las torres de Hutchison, por parte de Cellnex, por cerca de 10.000 millones de euros, así como la salida a Bolsa de Vantage Towers, filial de Vodafone en este segmento, prevista para principios de 2021. La empresa podría llegar a valer hasta 20.000 millones.

En los últimos meses, Telefónica ha ejecutado operaciones de calado en Telxius. La más importante es la compra de cerca de 10.000 torres de Telefónica Deutschland, junto con el compromiso de construir otros 2.400 emplazamientos. De momento ya se ha hecho la primera transferencia de 6.000 torres a Telxius (el segundo tramo se ejecutará en agosto de 2021). En este momento, Telxius supera los 26.500 emplazamientos, si bien con los proyectos de despliegue en marcha, superará los 32.000, repartidos en seis países.

Las cifras de Telxius

En el tercer trimestre del año, Telxius registró unos ingresos de 194 millones de euros, un 2% más, con un crecimiento del 20,2% en el negocio de torres, hasta 101 millones, por los mayores ingresos de co-ubicaciones y la adquisición de torres en Latinoamérica y Alemania. Este avance compensó la caída del 12,7% en el negocio del cable, por las extensiones de contratos firmadas con distintos clientes. La teleco indicó, no obstante, que estas prórrogas han incrementado el valor de los contratos en 324 millones. El oibda en el tercer trimestre subió un 0,3%, hasta 121 millones de euros, con un margen del 62,5%. En los nueve primeros meses del año, Telxius registró un oibda de 389 millones, un 8,3% más.

Normas
Entra en El País para participar