La Airef alerta de que si no se actúa la deuda pública se estancará en el 120% durante años

La autoridad fiscal prevé que la deuda se eleve en 23 puntos este año y se mantenga en niveles críticos aunque la economía retome su ritmo de crecimiento precrisis

Cristina Herrero, presidenta de la Airef.
Cristina Herrero, presidenta de la Airef.

El crecimiento de la deuda pública española como consecuencia de la pandemia de coronavirus desde los ya preocupantes niveles precrisis es un riesgo creciente para la economía española que amenaza con no remitir si no se toman medidas de calado.

Así lo ha advertido este miércoles la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) en un análisis que estima que el monto elevará su importancia sobre el conjunto de la economía en 23 puntos este año, pasando del 95,5% al 118,5%, y amenaza con estancarse en el entorno del 120% durante años.

Aunque el esperado rebote de la economía española en 2021 podría suavizar el peso de la deuda hasta el 116%, solo por el incremento de tamaño del PIB relativo, la Airef asume que el valor tenderá a estabilizarse ligeramente por encima en el medio plazo.

“Aún cuando la economía retorne a las tasas de crecimiento próximas a su potencial”, en ausencia de medidas específicas para sanear las cuentas públicas, la deuda se estabilizaría en el entorno del 120%, advierte.

La autoridad que dirige Cristina Herrero destaca que la llegada de los fondos de recuperación europeos podrían mejorar la posición fiscal del país, rebajando la deuda entre cuatro y 10 puntos para el año 2030.

Sin embargo, el umbral de endeudamiento seguiría siendo peligrosamente elevado y, aunque de momento el país no tiene problemas de acceso a la financiación, la subida de tipos de interés puede convertir la deuda en un factor de vulnerabilidad.

Existe además el riesgo de que los pasivos contingentes asociados al plan de avales públicos impulsado por el Ejecutivo central para facilitar liquidez a las empresas durante la pandemia acabe materializándose en un incremento adicional de la deuda cuando comiencen a incurrir en impagos y a ejecutar las garantías.

En paralelo, el aumento del gasto en pensiones como consecuencia del envejecimiento de la población amenaza también con tensionar las cuentas públicas año a año.

Ante semejante aluvión de riesgos, la Airef insta a diseñar cuanto antes un plan de consolidación fiscal a medio y largo plazo que lance un mensaje de confianza y arroje certidumbre sobre el camino que se recorrerá para reequilibrar las cuentas.

De hecho, la Comisión Europea ha dado un toque de atención a España este miércoles al avalar sus plan presupuestario para 2021 pero advirtiendo de que el elevado nivel de endeudamiento del que ya partía, seriamente agravado por la pandemia, debería llevarle a compensar los nuevos gastos previstos con planes de reequilibrio presupuestario a futuro.

Normas
Entra en El País para participar