El Ibex frena la escalada y retrocede un 0,65%

Solaria y BBVA, los valores más castigados

Ibex
Pantalla del Ibex en la Bolsa de Madrid EFE

Jornada de transición en los mercados europeos tras las subidas de las últimas jornadas impulsadas por los movimientos en banca y en los avances de las vacunas contra el Covid. El Ibex 35 cierra con una caída del 0,65%, que no le impide seguir mantiendo la cota de los 7.900 puntos.

En el resto de Europa la indecisión se ha adueñado de los parqués, con el Cac sumando un 0,19% y el Dax cediendo un exiguo 0,004%. La Bolsa británica fue la más castigada, al dejarse un 1%.

La Bolsa reaccionaba este martes a las negociaciones de fusión entre BBVA y Sabadell, que reconocieron públicamente ayer las entidades con el mercado ya cerrado. La acción de BBVA se ha dejado un 4,4% tras subir ayer un 15%, mientras que Banco Sabadell sigue al alza y avanza un 6,75% después de dispararse ayer un 24%.

Entre los valores que repuntaron, Pharmamar suma el 1%, aunque ha llegado a dispararse un 7% tras acordar con STADA comercializar Yondelis en Oriente Medio y Norte de África. Siemens regitra leves ganancias.

En Estados Unidos, se ha conocido el dato de ventas minoristas, que aumentaron un 0,3% frente al 1,6% anterior. La cifra es peor que el incremento del 0,5% esperado.

También están muy pendientes los inversores de los nuevos avances en las vacunas contra el Covid después de que la farmacéutica Moderna hiciera públicos ayer los resultados de su vacuna, con eficacia del 95%. Las expectativas de una vacuna han impulsado al Ibex en lo que va de mes, con un alza cercana al 26%. Aún asi, la Bolsa española todavía pierde más del 16% en el año. Mientras, los índices de Wall Street están en zona de máximos históricos, con avances en 2020 del 12% para el S&P 500 y del 32% en el caso del Nasdaq.

En esta situación, los inversores valoran si seguir apostando por un horizonte económico más alentador tras la aprobación de las vacunas contra el Covid-19 o si más bien adoptar una postura cauta y esperar a que ese escenario sea ya una realidad.

Además, continúan las tensiones políticas. Al frente del Brexit se añade que Hungría y Polonia amenazan con vetar el presupuesto europeo al que van vinculados los fondosn de reconstrucción europea (de los que recordamos España recibiría 140.000 millones de euros). La amenaza de veto estaría relacionada con que dichas ayudas estén condicionadas al respeto del Estado de derecho. El jueves hay Cumbre Europea virtual para tratar este tema. "Aunque se espera que esto quede en una amenaza de veto, sí podría provocar retrasos en la recepción de los fondos", apuntan en Renta 4.

Mientras, la segunda ola del Covid sigue haciendo estragos, con fuerte aumento de contagios y de ingresos hospitalarios, epecialmente en Europa. "La aprobación de una vacuna que sea eficaz contra el virus será un punto de inflexión en esta crisis, ya que permitirá a los ciudadanos recuperar sus hábitos de comportamiento anteriores a la crisis sanitaria", señalan desde Link Securities. Sin embargo, no todos los países se van a recuperar al mismo ritmo ni de la misma forma ya influirá, a su juicio, de forma determinante tanto los desequilibrios anteriores a la crisis como las políticas que se apliquen para salir de ella.

"Los avances en torno a la vacuna otorgan visibilidad a la recuperación (hay luz al final del túnel) pero inevitablemente dicha recuperación será lenta e inestable, lo que nos reafirma en nuestra idea de buscar valores que se puedan ver beneficiados por la llegada de la vacuna, así como mantener otros títulos growth/defensivos que aún presentan potencial", señalan en Renta 4.

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a 10 años cae y marca un nuevo mínimo anual en el 0,075%, en una jornada de descensos generalizados en el conjunto de la deuda soberana.

Hoy, el Tesoro Público ha colocado 1.020 millones de euros en letras, dentro del rango medio previsto, y lo ha hecho cobrando menos a los inversores en la referencia a tres meses y manteniendo los tipos negativos a nueve meses, en un contexto de mínimos históricos en las rentabilidades de las últimas subastas. Los inversores confían en los títulos españoles: la demanda recibida ha sido de 8.000 millones.

El euro, por su lado, sube ligeramente frente al dólar hasta los 1,1877 dólares. El petróleo cotiza plano en los 43,75 dólares el barril de Brent, pese a haber registrado caídas a lo largo de la jornada.

Normas
Entra en El País para participar