Aerolíneas

Easyjet cerrará 2020 con un 20% de su capacidad tras perder 1.400 millones en su ejercicio fiscal

El consejo aboga por no pagar dividendos tras los números rojos

 Aviones de EasyJet en el aeropuerto londinense de Luton.
Aviones de EasyJet en el aeropuerto londinense de Luton.

La aerolínea británica Easyjet afrontará el cierre de este año (primer trimestre de su ejercicio fiscal 2021) con una programación que estará en un máximo del 20% de lo normal. La empresa habla de flexibilidad y una sólida posición de liquidez para afrontar la recuperación cuando esta se produzca, pero hasta entonces sigue operando con máxima cautela. Durante su cuarto trimestre (de julio a finales de septiembre) voló al 38% de la capacidad prevista.

Easyjet ha declarado una reducción del 52,9% en los ingresos en el ejercicio fiscal cerrado el 30 de septiembre, bajando a 3.009 millones de libras. Apenas aguantaron los ingresos en el mercado doméstico de Reino Unido, en Suiza y Portugal. Las pérdidas recurrentes antes de impuestos alcanzan los 835 millones de libras, en comparación con unos beneficios de 427 millones de libras en el ejercicio 2018-2019. La cifra actual está dentro del rango orientativo ofrecido de 815 a 845 millones de libras. Las pérdidas antes de impuestos suben a 1.273 millones de libras (1.421 millones de euros), frente a los 430 millones en positivo de septiembre del año pasado.

Ante estos resultados, el consejo no recomendará el reparto de dividendos. En medio de la crisis ocasionada por la Covid-19, Easyjet cuenta con 3.100 millones de libras de liquidez y una deuda neta que asciende de 326 millones de libras a 1.100 millones.

La apuesta por España sigue en pie

Easyjet dice mantener su apuesta por España, donde tradicionalmente ha ocupado una de las cinco primeras posiciones entre las aerolíneas con tráfico. La low cost tiene anunciada la apertura de una base estacional en Málaga la próxima primavera con tres aviones A320 y la previsión de crear un centenar de empleos. Esta se sumará a la postuguesa de Faro y su misión es captar el tráfico de ocio estival.

La evolución del ingreso por asiento habla a las claras de un comportamiento dispar entre un primer semestre que concluyó en marzo, cuando la facturación por asiento operado mejoraba un 10,2%, y la segunda mitad del ejercicio, con una contracción del 27,5% en plena temporada de verano. El resultado final es de una reducción del 10,6%.

Dura adaptación al mercado

En el ejercicio fiscal el número de pasajeros atendidos por Easyjet se redujo en un 50% hasta los 48,1 millones. La empresa reaccionó a esta tendencia con una rebaja de la capacidad del 47,5% (dispuso de 55,1 millones de asientos), lo que hizo que el factor de ocupación fuera del 87,2%, solo 4,3 puntos porcentuales a la baja. Sin embargo, tener aviones en tierra tiene su precio. El coste recurrente por asiento, excluido el combustible y a tipos de cambio constante, subió un 30%.

"Nuestra respuesta fue sólida y decidida, lo que permitió minimizar las pérdidas, reducir el consumo de caja y lanzar el mayor programa de reestructuración y eliminación de costes de nuestra historia, todo ello a la vez que se recaudaban más de 3.000 millones de libras en liquidez”, ha reseñado esta mañana el CEO de Easyjet, Johan Lundgren.

El ejecutivo asegura que la aerolínea cuenta con unos “cimientos sin precedentes” sobre los que salir de la crisis. La decisión sigue siendo operar sólo los vuelos “que generen liquidez durante el invierno, manteniendo la flexibilidad para ponernos en marcha rápidamente cuando regrese la demanda”.

Lundgren confía en el despliegue de la vacuna como bálsamo para un sector duramente castigado. El mero anuncio de la efectividad de dos de ellas, la de Pfizer y la de Moderna, ya ha hecho que se reanimen los planes de reserva de billetes. En su exposición enmarcada en la presentación de resultados, el primer ejecutivo de Easyjet ha subrayado que el público responde en cuanto se dan las circunstancias para volar, como se apreció en las ventas de billetes a Canarias en octubre: en los cinco días en que fueron eliminadas las cuarentenas la demanda creció un 876%.

Entre las pocas estimaciones para 2021, Easyjet espera que el gasto de capital ronde los 600 millones de libras. La empresa también dice estar preparada para cualquier escenario que derive del Brexit al contar con tres certificados de operador aéreo, en Austria, Suiza y Reino Unido. En cuanto a la estructura de capital, cerca del 45% está en manos de residentes nacionales europeos cualificados.

La oportunidad de crecimeinto en plena crisis económica

La dirección de Easyjet tiene muy presente la oportunidad que puede surgir para las aerolíneas de bajo coste de este hundimiento económico. Durante la crisis financiera mundial, el 56% de las empresas trasladaron su demanda de viajes corporativos a aerolíneas "orientadas al valor, como Easyjet", recuerda la empresa en su informe sobre el ejercicio fiscal recién finalizado.

Ahora la aerolínea naranja espera un comportamiento similar por parte de las empresas: cualquier debilidad económica posterior a la pandemia debería contribuir a firmas de bajo coste, que esperan crecer en el nuevo mercado corporativo.

Normas
Entra en El País para participar