El Ibex firma su mejor semana en 22 años al subir un 13,29% por la vacuna

Los inversores abandonan las trincheras y vuelven a los cíclicos

Ibex pulsa en la foto

El anuncio de la eficacia de la vacuna de Pfizer y BioNTech ha sido el detonante de una semana histórica en los mercados. Todavía queda un largo camino para retomar la normalidad, pero el atisbo de esperanza no ha dejado indiferente a unos inversores que por fin han abandonado las trincheras y han vuelto a confiar en valores cíclicos.

En términos semanales, las alzas han sido generalizadas en todos los grandes índices bursátiles. El Ibex ha brillado con especial fuerza erigiéndose como el mejor selectivo de Europa al anotarse un repunte del 13,29%, confirmando de esta forma su mejor semana en 22 años. En concreto, no subía tanto desde el 14,55% en octubre de 1998. Hoy el índice ha subido un 0,75% y con ello se ha situado en los 7.783,7 puntos. Pese a su espectacular semana, el Ibex sigue siendo la peor Bolsa de Europa en lo que va de año al encajar un golpe del 18,49%.Solo le supera el Ftse 100, que cae el 21,09% en el año.

Detrás de la remontada está principalmente la buena evolución del sector bancario, que tiene un gran peso en el Ibex. Dentro del Stoxx 600, la banca se ha coronado como el sector con mejor evolución semanal al firmar una subida cercana al 16,5%. El sector del automóvil (+9,4%) y el asegurador (+11,8%) han completado la parte alta del selectivo europeo más representativo a la hora de determinar la evolución de las diferentes actividades.

Dentro del Ibex, los inversores se abalanzaron esta semana como nunca antes lo habían hecho sobre siete cotizadas. Meliá ha sido la más alcista del índice con un repunte del 41,32%. IAG se ha anotado un 40,71%, por debajo del 44,69% que marcó en la primera semana de junio. Dentro de la banca, Santander, BBVA y CaixaBank han logrado alzas históricas con subidas en la semana del 33,52%, el 27,67% y el 27,04% respectivamente. Repsol (+25,81%), Merlin Properties (+24,83%) y Telefónica (+20,54%) completan la lista de las siete cotizadas en su semana más dulce.

La cara opuesta de la moneda la han conformado Endesa (-0,94%), Cellnex (-4,76%) y Solaria (-6,79%), que han sido las únicas cotizadas en negativo en la semana junto con PharmaMar (-18,90%). La farmacéutica terminó con el peor balance semanal tras el requerimiento de información extra que le pidió la CNMV en relación a su tratamiento contra el Covid-19.

Dónde queda potencial

La revalorización de aquellas empresas que hasta ahora peor lo han hecho es un síntoma de que hasta los más cautos creen que tarde o temprano, las cosas volverán a su cauce, según explica Hans-Jörg Naumer, Director Global Capital Markets & Thematic Research de Allianz Global Investors. La pregunta que se pueden hacer algunos inversores es dónde buscar ahora potencial de crecimiento.

Desde Credit Suisse apuestan en mayor medida por los mercados emergentes. El comité de la firma helvética ha decidido este viernes cambiar su recomendación sobre los mismos a sobreponderar. “El robusto crecimiento y las cada vez mejores perspectivas de ingresos en Asia y especialmente en China se prevé que continúen sustentando un mejor rendimiento respecto a otras partes del mundo. Las estimaciones económicas están también mejorando en la mayoría de países emergentes y un dólar más débil debería ser también positivo para ellos”. Esta semana, el dólar recobró algo de fuerza frente al euro. La divisa comunitaria se cambió el viernes a 1,1828 dólares por unidad desde los 1,1874 dólares de la anterior semana. No obstante, en lo que va de 2020 el euro se ha revalorizado un 5,53% frente al dólar.

La Bolsa es atractiva

Los expertos de Credit Suisse creen que sigue habiendo motivos para pensar que la Bolsa es una buena apuesta en el medio plazo.

“En primer lugar, las empresas en general han resistido la contracción económica del confinamiento bastante bien, tal y como indican las mejoras en las previsiones de ingresos. En segundo lugar, los bancos centrales en Estados Unidos y en Europa siguen manteniendo una política de fuertes apoyos para superar la crisis del Covid-19, lo cual reduce de forma crítica la amenaza para los valores cíclicos y aumenta el atractivo de los activos de riesgo. Por último, a medida que nos acerquemos a las vacunaciones masivas, que preveemos que sucederán en la primera mitad de 2021, las preocupaciones entorno al virus es probable que se disipen aún más”.

En el plano político, otro de los grandes focos de inestabilidad en el mercado por excelencia, también parece haber llegado la calma. Esta semana ha quedado más claro el escenario soñado por los inversores: victoria de Biden en las presidenciales de Estados Unidos y poder legislativo dividido al estar el Senado en manos republicanas. Esto se interpreta como menores tensiones comerciales a nivel mundial y un menor margen de maniobra para subir impuestos a las empresas. Como contraparte, el plan de estímulo de 2,2 billones de dólares que querían impulsar los demócratas quedará más reducido al tener que llegar a un acuerdo.

En Europa, los inversores esperan nuevas respuestas del BCE en diciembre, y la presidenta de la máxima autoridad monetaria de la Unión Europea, Christine Lagarde, insistió esta semana en dar una respuesta poderosa por mucho que la vacuna mejore la situación. En lo referente al Brexit, el acuerdo se esperaba para mediados de noviembre, cosa que difícilmente sucederá. Se trata de una nueva fecha clave que ambos bloques se saltan, pero las conversaciones seguirán a pesar de ello.

El aumento de optimismo generalizado en la semana se dejó sentir en las materias primas. El barril de petróleo tipo Brent termina rondando los 43 dólares desde los 39 de la anterior y la onza de oro cae con contundencia hasta los 1.879 dólares desde los 1.951,35 dólares del pasado viernes. 

Normas
Entra en El País para participar