Ajuste laboral

CC OO pide a Indra incluir prejubilaciones y solo bajas voluntarias en su ajuste de plantilla

El sindicato reclama que la compañía reduzca las subcontrataciones y dé formación a las personas afectadas por los despidos, que ascienden a 1.036

Logo de Indra en la sede de la compañía en Madrid.
Logo de Indra en la sede de la compañía en Madrid.

CC OO ha denunciado hoy la falta de propuestas por parte de Indra, que ha rechazado la retirada del Expediente de Regulación de Empleo que la empresa ha presentado en Indra Soluciones TI (ISTI) y que afecta a 1.036 trabajadores, y ha solicitado la inclusión de prejubilaciones y salidas exclusivamente voluntarias, así como la formación de las personas afectadas por los ajustes.

El sindicato ha pedido a la empresa durante tercera reunión de la mesa de negociación, celebrada este miércoles, que acepte negociar los recortes en la plantilla en los términos planteados en compañías como Airbus o ITP, “compañías del sector aeronáutico, más afectado por la crisis que Indra”, o los anunciados por el Banco Sabadell que se basan solo en las citadas prejubilaciones o bajas voluntarias”.

CC OO lamenta la falta de medidas alternativas al “despido colectivo” planteado por la compañía y denuncia “la falta de buena fe negociadora demostrada por la empresa”, ya que aseguran que tras 15 días de negociación Indra no ha mejorado en nada su posición inicial.

La sección sindical de CC OO ha vuelto a reclamar a Indra que reduzca las subcontrataciones. “Consideramos inaceptables las cifras de subcontratación (de media en torno a 700 personas) y que se planteen 1.036 despidos”. El sindicato, que reclama la reducción del número de personas afectadas por los despidos y que se les recoloque en puestos ocupados por personas subcontratadas, critica la política de ajustes laborales llevados a cabo por la multinacional española, pues, según señalan, este es el sexto expediente de regulación de empleo que plantea la compañía en cinco años, uno en Indra Soluciones TI, dos en Indra Sistemas, dos en Indra BPO Servicios y otro en Caymasa.

Indra propuso a mediados de octubre la supresión de 1.036 empleos en su filial ISTI con el objetivo de incrementar la competitividad de la empresa. Dicha filial cuenta con 13.000 empleados en España, por lo que los ajustes afectarían al 8% de su plantilla y al 3,7% de la plantilla total de la compañía, que a cierre de 2020 sumaban 28.142 profesionales en España y 48.228 a nivel global.

La compañía defiende la necesidad de llevar a cabo estos ajustes por causas económicas y por los cambios estructurales del negocio de la compañía. Según Indra, ISTI presentó unas pérdidas de explotación de 24,8 millones en 2018 y de 20,7 millones en 2019. Sus pérdidas antes de impuestos fueron de 23,3 millones en 2018 y de 12,9 millones en 2019. La firma incrementó sus gastos de personal un 9,1% de 2018 a 2019.

La tecnológica también apunta que en los nueve primeros meses de este año, los ingresos cayeron un 4,2%; el margen operativo descendió un 54%, y el resultado de explotación fue negativo en 52 millones frente a un resultado positivo de 45 millones en los nueve primeros meses de 2019.

En el conjunto del grupo, en los tres primeros trimestres de 2020, los ingresos cayeron un 5,9%, el margen operativo cayó un 46% y el ebit reportado fue de -9 millones frente a los 127 millones positivos en el mismo periodo de 2019. Las pérdidas fueron de 31 millones frente a los beneficios de 65 millones de los primeros nueve meses de 2019.

Desde Indra destacan que su plantilla ha crecido un 39% en los últimos cinco años en España y más del 30% a nivel global. Respecto a la formación, la tecnológica defiende que solo en 2019 realizaron más de 862.000 horas de formación para sus profesionales, lo que supone 18 horas de formación por empleado.

Normas
Entra en El País para participar