Ajuste laboral

Indra propone a los sindicatos "amortizar" 1.036 empleos en su filial de Tecnológicas de la Información

Los ajustes afectarían al 8% de la plantilla de su división, que suma en España 13.000 empleados

Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.
Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.

Indra ha celebrado esta tarde la primera reunión para negociar con los representantes legales de los trabajadores los ajustes que llevará a cabo la compañía en su propuesta de reestructuración con "amortización de puestos de trabajo". Durante la misma, la empresa ha propuesto suprimir 1.036 empleos en su filial Indra Soluciones Tecnológicas de la Información (ISTI) con el objetivo de incrementar la competitividad de la empresa, según explican a CincoDías fuentes presentes en la reunión.

Esta filial cuenta con unos 13.000 empleados en España, por tanto supondría casi el 8% de su plantilla y el 3,7% si se toma la plantilla total de la compañía. A cierre de junio de 2020, la plantilla del grupo Indra era de 28.142 profesionales en España y 48.228 a nivel global.

Desde CC OO han rechazado la propuesta de Indra a la que tildan de "ERE durísimo, desproporcionado e injustificado. No hay ni un solo ERE en España en el que se han planteado medidas de estas dimensiones", añaden en un comunicado. Fuentes de este sindicato señalan a este periódico que Indra pretende despedir a 1.036 personas partiendo en la negociación del mínimo marcado por la legislación vigente, 20 días por año trabajado, y máximo una anualidad, "porque durante la reunión no han planteado ninguna otra oferta".

El sindicato también apunta que los despidos afectarán potencialmente a todos los centros de trabajo de Indra Soluciones TI.

La compañía ha mantenido en la reunión el argumentario ya expresado días atrás poniendo sobre la mesa causas económicas, productivas y organizativas. Ha defendido la necesidad de llevar a cabo "una transformación de su plantilla" asegurando que está motivada por una caída en sus resultados. En los seis primeros meses de este año, los ingresos de ISTI cayeron un 1,6%, el margen operativo descendió un 67,2%, y el resultado de explotación registró pérdidas de 61 millones frente a un resultado positivo de 27 millones en el mismo periodo de 2019, lo que supuso un descenso del 321%. La filial de Indra incrementó sus gastos de personal un 9,1% de 2018 a 2019, según los datos facilitados en su momento por la compañía.

En el conjunto del grupo Indra, en el primer semestre del año los ingresos descendieron un 4%, el margen operativo cayó un 58%, el Ebit reportado fue de -78 millones de euros frente a 79 millones positivos en los primeros seis meses de 2019 y las pérdidas fueron de 75 millones, frente a beneficios de 34 millones del primer semestre de 2019.

Igualmente, Indra ha esgrimido un descenso de la demanda de clientes y cambios estructurales del negocio. Según Indra, el actual contexto económico está provocando cambios significativos en las necesidades de sus clientes, lo que estaría provocando una disminución de la demanda de los productos y servicios de la compañía.

Fuentes presentes en la reunión aseguran que la empresa ha señalado que la propuesta que plantea permite configurar "una estructura de plantilla optimizada, ajustada en mayor medida al contexto del mercado y que permite dar lugar a una organización con mayor grado de eficiencia y competitividad".

CC OO explica cuáles son los "criterios de afectación para ser despedidos" que ha alegado la compañía y que los agrupa en cinco grupos. Esto son profesionales que llevan elevados periodos de tiempo sin asignación a proyectos facturables a clientes; profesionales de "baja empleabilidad" porque están especializados en tecnologías no demandadas actualmente y profesionales que prestan su trabajo en el ámbito de servicios financieros, "afectado por un progresivo descenso de demanda y que desarrollan su actividad en entornos legacy del sector bancario".

Los otros dos perfiles afectarían a profesionales con "alta desviación salarial, de manera que su asignación a proyectos solo es posible introduciendo una reducción del margen que provoca pérdias o sensible reducción de la rentabilidad de los mismos", y profesionales en posiciones de dirección y gerencia para reducir el ámbito de la capa de gestión y los costes de mano de obra indirecta.

Indra también anunció reestructuración en su división de Indra Sistemas, donde agrupa sus negocios de transporte, defensa y aeronaútica, que suma en España un plantilla de 6.000 personas. Está previsto que para este caso Indra convoque a los sindicatos para iniciar la negociación en el plazo de 15 días.

Normas
Entra en El País para participar