El BCE deja bajo mínimos sus compras de deuda pese al avance de la pandemia

El programa especial suma en la semana pasada apenas 10.770 millones y el de deuda soberana incluso retrocede

Christine Lagarde, presidenta del BCE, tars la rueda de prensa del pasado jueves
Christine Lagarde, presidenta del BCE, tars la rueda de prensa del pasado jueves EFE

El mercado de deuda de la zona euro sigue sin inmutarse a pesar de la evidencia de que la segunda ola de la pandemia va a impactar mucho más de lo previsto en la economía, hasta el punto de amenazar con hacer descarrilar la recuperación en el cuarto trimestre de este año. Las Bolsas ya lo han reflejado, registrando en la última semana de octubre el peor balance desde marzo, pero los bonos no se han resentido en absoluto.

Detrás está el sostén constante del BCE, que sin embargo no aceleró sus compras de activos durante la semana pasada pese a la creciente incertidumbre y a la oleada de ventas que sí se observó en la renta variable. La adquisición de activos del programa especial antipandemia apenas sumó en la pasada semana 10.770 millones de euros, una de las cifras más bajas desde el inicio del plan a finales de marzo y que asciende ya a un total de 627.626 millones de euros.

La escasa actividad compradora se reflejó también en el plan de deuda soberana, previo a la pandemia y dotado con 20.000 millones de euros mensuales, más una dotación extra de 120.000 millones hasta final de año. En este programa (conocido como APP por sus siglas en inglés) la cuantía acumulada incluso retrocedió durante la semana pasada en 477 millones de euros, hasta los 2,309 billones de euros. 

Las primas de riesgo de la zona euro continúan bajo control y, después de no resentirse durante los últimos días, en la jornada de hoy se mantienen en los 76 puntos básicos en el caso de la española y en los 138 en el caso de la italiana. El claro mensaje lanzado por Christine Lagarde tras la reunión del Consejo Ejecutivo del pasado jueves ha contribuido sin duda a disipar cualquier tensión en la deuda soberana.

El BCE prepara de nuevo toda la artillería de cara a su reunión de diciembre, momento en que volverá a actuar con toda probabilidad, según avanzó Lagarde. La gravedad de la segunda ola y las restricciones aplicadas llevarán al BCE a "recalibrar todos sus instrumentos de política monetaria"  en diciembre, lo que incluye no solo el programa especial antipandemia, para el que los expertos vaticinan un incremento de hasta 600.000 millones de euros y su extensión hasta finales de 2021. 

Normas
Entra en El País para participar