Pandemia

Ayuso cierra Madrid hasta el martes; Cataluña, Valencia y Cantabria lo harán 15 días

La Comunidad de Madrid logra el permiso del Gobierno para cerrar siete días no consecutivos

Isabel Diaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid.
Isabel Diaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. Getty Images

La Comunidad de Madrid ya se ha pronunciado sobre qué hará finalmente para restringir la movilidad ante los dos puentes de los próximos días y ha decidido, tal y como avanzaba ayer, que solo cerrará los días festivos. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha firmado el decreto y ya lo ha publicado el Boletin Oficial de la Comunidad de Madrid, que recoge el cierre de la autonomía desde las 0.00 horas del viernes 30 de octubre hasta el martes así como desde el viernes 6 de noviembre a las 00:00 horas hasta el martes.

Así, se limita la entrada y salida de la región durante el Puente de Todos los Santos y el de La Almudena como había solicitado la dirigente madrileña.

Esta nueva normativa, que se hace efectiva a partir de esta próxima medianoche, permite mantener todas las medidas hasta ahora en vigor, como las zonas básicas de salud con restricciones o la posibilidad de asistir a cementerios ubicados en áreas también con restricciones.

De esta forma, el Gobierno cumple con los siete días mínimos establecidos en el Real Decreto del Estado de Alarma dictado por el Gobierno de Pedro Sánchez, este pasado 25 de octubre, y de aplicación a la hora de los límites de entradas y salidas de comunidades autónomas.

La Comunidad de Madrid fija la excepción para los desplazamientos, adecuadamente justificados, que se produzcan por asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; por cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales, institucionales o legales; asistencia a centros universitarios, docentes y educativos, incluidas las escuelas de educación infantil.

También se contempla el retorno al lugar de residencia habitual o familiar, el cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

Asimismo, se podrá salir o entrar en la región si se trata de desplazamientos a entidades financieras y de seguros o estaciones de repostaje en territorios limítrofes; actuaciones requeridas o urgentes ante los órganos públicos, judiciales o notariales; renovaciones de permisos y documentación oficial, así como otros trámites administrativos inaplazables; la realización de exámenes o pruebas oficiales inaplazables; o por causa de fuerza mayor. Por otro lado, los trayectos en tránsito a través de la región quedan permitidos. 

Aunque esta mañana, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, subraya que no se modificaría el decreto del estado de alarma, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha comunicado por la tarde al consejero de Sanidad de la región, Enrique Ruiz Escudero, ha concedido esta flexibilización de la medida, según fuentes del Gobierno autonómico.

En cualquier caso, las críticas no se han hecho esperar. García-Page ha considerado que un cierre perimetral de un territorio por días no sólo no es eficaz, sino que además puede provocar que se "descontrole" la labor de los rastreadores. En declaraciones a la Cadena Ser, ha abundado en que la normativa vigente indica que los confinamientos deben de ser de al menos siete días naturales, una medida que "no es caprichosa ni política" sino que se ampara en cuestiones científicas y médicas.

Además, ha apuntado que cuando la Comunidad de Madrid ha dictado confinamientos parciales en determinadas localidades y barrios lo han hecho por 14 días. "Podemos regular las restricciones por cuartos de hora, pero no tiene base científica y jugamos al desconcierto de la opinión pública. No tiene sentido", ha aseverado. Ha reconocido que tras la reunión a tres bandas tanto con Isabel Díaz.

En paralelo el Govern catalán ha decretado  este jueves un confinamiento perimetral de los municipios para el fin de semana, de manera que no pueda haber movilidad entre ellos, y cerrará Cataluña para que no se pueda salir ni entrar del territorio catalán,

Entre las nuevas medidas, se incluye el cierre de comercios de más de 800 metros cuadrados, de los centros deportivos, de la actividad cultural y las actividades extraescolares, mientras que el cierre de restaurantes y bares se mantendrá.

También cerrará la Comunidad valenciana. Así lo anunciado su presidente, Ximo Puig, que ha decretado el confinamiento perimetral de la comunidadd desde las 12.00 horas de este viernes, ante la evolución desfavorable de la pandemia del coronavirus, una medida que se mantendrá durante siete días en los que la población no podrá salir ni entrar de la autonomía pero sí podrá moverse entre municipios, comarcas y provincias.

Así lo ha avanzado Puig en una rueda de prensa junto con la consellera de Sanidad, Ana Barceló, en la que ha recalcado que se adopta esta decisión "para reforzar la estrategia de prevención" contra el coronavirus; por "solidaridad" con el resto de territorios que están "peor que nosotros"; ante la "inacción y confusión que están generando algunos gobiernos" --en alusión a la Comunidad de Madrid-- y para evitar tener que llevar a cabo "medidas más drásticas para la vida social de las familias y trabajadores".

"No queremos ir a peor, estamos a tiempo de evitar el avance de la pandemia", ha manifestado Puig, quien ha apuntado que las excepciones a este confinamiento perimetral serán para poder ir al trabajo; al médico u hospitales; regresar a la residencia habitual; acudir al lugar de estudio o desplazarse para cuidar dependientes

Cierre perimetral de Cantabria

Por su parte, el Gobierno de Cantabria ha decidido cerrar la Comunidad Autónoma desde esta noche y hasta el lunes 9 de noviembre, además de modificar el calendario escolar y suspender la semana no lectiva del día 2 al 8 para evitar la movilidad de las familias.

Así lo ha anunciado el presidente, Miguel Ángel Revilla, en una rueda de prensa que ha ofrecido esta mañana para informar de nuevas medidas frente al coronavirus.

Según ha explicado, suspender la semana de vacaciones escolares es "la única manera" para evitar tener que cerrar todos los municipios de Cantabria, con el fin de que las familias "no estén circulando por toda la región de casa en casa".

Revilla ha reconocido que es una medida "dolorosa" para quienes ya tenían planificada la semana, pero se toma ante una situación "muy grave" ante la que "todos tenemos que estar a la altura" y "teniendo en cuenta que el lugar más seguro es el colegio".

Normas
Entra en El País para participar