Exceltur amplía a 106.000 millones las pérdidas del turismo en 2020

Alerta de que la situación es límite y están en juego 750.000 empleos. Solo el 10% de los empresarios prevé que la recuperación llegará en 2021

José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur.
José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur.

El turismo se asoma al precipicio cada vez con más vertigo. El lobby Exceltur, que representa a 29 de las empresas más importantes del sector turístico, ha advertido esta mañan que la actividad ligada al turismo se desplomará un 70% al cierre de este año, pasando de 152.590 a 46.431 millones de euros, lo que supondrá perder 106.000 millones y regresar a los niveles registrados en 1995."El cuarto trimestre anticipa una situación limite, pese a que no es el principal en la actividad turística. Los nuevos rebrotes y la amenaza del toque de queda anticipan caídas de actividad del 77%", ha señalado José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur.

En su opinión están en juego 750.000 empleos, ligados a hoteles, hostelería, agencias de viajes e industria auxiliar, por lo que ha reclamado la ampliación de los ERTE hasta el 31 de diciembre de 2021, tal y como se ha hecho en otros socios europeos como Alemania, y la eliminación de la obligatoriedad de mantener el empleo seis meses después de la finalización del expediente. "Esos ERTE no responden a las necesidades específicas del sector y obligan a mantener el empleo durante seis meses cuando podemos encontrarnos en temporada baja".

Las empresas turísticas encuestadas por Exceltur han empeorado sus previsiones de negocio respecto a la última estimación que se realizó en agosto. Solo el 10,2% de las encuestadas prevé que la recuperación de la facturación a niveles precrisis se producirá en 2021, mientras que un 46,1% retrasa esa fecha hasta bien entrado 2022. Otro 19,4% augura que no llegará hasta 2023. Pero el dato más relevante de esta última encuesta es que uno de cada cuatro empresarios encuestados pronostica que no se volverá a los niveles de facturación precrisis al menos hasta 2024. Incluso hay un exiguo 8% que prevé que deberán pasar al menos otros tres años como poco. Dicho de otro modo que hay un 43% que prevé que la salida de la crisis no llegará, en ningún caso, antes de 2023.

En este contexto, Zoreda presentó un plan de choque para abordar la transformación del turismo con diez pilares básicos. Entre ellos, la renovación integral de destinos pioneros del litoral a través de un plan de gasto de 10.000 millones, que procederán del fondo europeo para la reconstrucción, y que movilizarán otros 20.000 millones en gasto privado para renovar entre diez y quince grandes destinos. Entre los ejes también destaca la inversión de 2.000 millones en infraestructuras de transporte intermodales.

Cataluña y Baleares, los destinos más afectados

Cataluña. La autonomía más visitada en España, que concentra el 21% del turismo extranjero, sufrirá una pérdida de actividad de 21.734 millones de euros, según los cálculos realizados por Exceltur. Será la mayor de todas las autonomías por su elevada dependencia del turismo extranjero y por ser uno de los ejes del turismo de negocios.

Baleares. El ajuste más importante en términos relativos, sin embargo, se producirá en Baleares, con un recorte del 82,6% de la actividad, que se traducirá en una merma de 13.047 millones de euros. El archipiélago es la región española más dependiente del turismo, que supone un tercio del PIB.

Normas
Entra en El País para participar