Estreno

La UE coloca 17.000 millones en bonos del SURE con demanda récord por 233.000 millones

Debuta en el mercado con 10.000 millones a 10 años y 7.000 millones a 20 años

Oficinas de la Comisión Europea en Bruselas
Oficinas de la Comisión Europea en Bruselas Reuters

El mecanismo de la UE de ayuda al empleo frente a la pandemia, dotado con hasta 100.000 millones de euros, ha echado hoy a andar. La UE ha lanzado la primera colocación en el mercado de capitales correspondiente al Support to mitigate Unemployment Risks in an Emergency (SURE) y la respuesta de los inversores ha sido arrolladora, mayor incluso a unas expectativas que ya apuntaban al elevado interés de los inversores. En esta primera colocación, la UE lanza un bono a una década por 10.000 millones de euros, que ha recibido una demanda de 145.000 millones de euros, junto con otro bono a 20 años, que ha registrado peticiones por 88.000 millones.

En total, se ha registrado una demanda récord, la mayor en la historia de la zona euro, por 233.000 millones de euros en el debut del programa SURE en mercado, lo que ha permitido más que duplicar el importe de la emisión, que apuntaba en principio a los 8.000 millones de euros. La demanda, repartida entre más de 1.000 inversores globales según fuentes de la colocación, supera el récord anterior para una emisión y que ostentaba la emisión sindicada que realizó Italia el pasado junio de un bono a 10 años, con peticiones por 107.000 millones de euros. 

La expectación era muy elevada, puesto que se estrena en mercado un activo de máxima calidad, aunque no con la consideración de refugio por excelencia como puede ser el bund, lo que supone un extra de rentabilidad para los compradores frente a la deuda soberana alemana pero también frente a la francesa.

El diferencial establecido queda en 3 puntos básicos sobre midswap, el índice de referencia, en el tramo a 10 años y de 14 puntos básicos sobre midswap en el tramo a 20 años. La rentabilidad del bono a 10 años queda por tanto en terreno negativo, en el -0,238%, mientras que la del bono a 20 años es positiva, en el 0,131%.

Tales diferenciales equivalen en términos de rentabilidad, a un bono francés en el mercado secundario más 7,5 puntos básicos en el plazo a 10 años y, en el plazo a 20 años, a un bono galo más 0,5 puntos básicos, según fuentes de la colocación. “Constituye todo un éxito de emisión para el SURE, especialmente en el plazo a 20 años y a pesar de que la demanda levantada en el tramo a 10 años es de récord”, explica Jesús Sáez, director de mercado de capitales para Natixis en España.

La UE ha contratado como bancos colocadores de la emisión, que cotizará en el mercado de Luxemburgo, a Barclays, BNP Paribas, Deutsche Bank, Nomura y Unicredit.  “Los inversores tienen mucha liquidez y este bono es un activo de muy alta calidad que paga un poco más que la deuda alemana o la francesa”, señalan fuentes próximas a la colocación.

La previsión de la UE es que el mecanismo SURE obtenga en el mercado este año financiación por 25.000 millones de euros, que servirán para apoyar programas de ayuda al empleo como los ERTE, y el resto ya en 2021, hasta un volumen máximo de 100.000 millones de euros. El Tesoro español cuenta para sus planes de financiación para este año con recursos del SURE por 10.000 millones de euros, más otros 11.000 millones el año próximo. 

Este nuevo activo de renta fija cuenta con la máxima calificación financiera por parte de las agencias de rating, aunque los inversores perciben en las emisiones de la Unión Europea un riesgo político que impone una prima de rentabilidad sobre la deuda alemana. Fitch le concede a la UE un rating de AAA, con perspectiva estable; Moody’s, de Aaa, también con perspectiva estable y Standard & Poor’s, de AA, con perspectiva positiva.

Las emisiones correspondientes al programa SURE tienen la consideración de social, del mismo modo que los bonos que lance la UE para financiar el fondo de recuperación europeo, por un total de 750.000 millones, también tendrán la etiqueta de sociales y sostenibles. Esas emisiones, que se esperan ya para el año próximo y una vez que se haya logrado el consenso político necesario entre la Comisión Europea y el Parlamento Europeo, convertirán a la UE en el tercer mayor emisor de deuda de la zona euro.


Normas
Entra en El País para participar