Emov, Car2go, Wible y Zity reinventan su modelo de negocio para superar la crisis

El sector vira hacia el ‘pseudo rent a car’ con alquileres por días

No se plantea reducir flota pese al Covid-19

David Bartolomé (Share Now), Carlos Blanco (Wible), Ignacio Román (Free2Move) y Javier Mateos (Zity).
David Bartolomé (Share Now), Carlos Blanco (Wible), Ignacio Román (Free2Move) y Javier Mateos (Zity).

El carsharing se vio obligado a parar en seco su actividad poco después de decretarse el estado de alarma para frenar la expansión del Covid-19. Share Now (antigua Car2go y operada a medias entre Daimler y BMW), Zity (participada por Renault y Ferrovial), Wible (de Repsol y Kia), y Emov by Free2Move (del grupo PSA)frenaron temporalmente la actividad en Madrid de más de 2.600 vehículos ante las restricciones de movilidad. Una vez entrada la fase 1, comenzaron a ofrecer nuevos servicios frente al convencional pago por minuto, un asunto que han ido impulsando en las últimas semanas.

“Durante este periodo de incertidumbre hemos querido estar en contacto permanente con nuestros usuarios para conocer sus necesidades y entender cómo nuestro servicio o nuevas alternativas a la movilidad podrían ayudarles a garantizar su movilidad de forma totalmente segura”, señala a CincoDías, el consejero delegado de Wible, Carlos Blanco.

La empresa participada por Kia y Repsol no contempla “por el momento” reducir flota (500 Kia Niro híbrido enchufable). En mayo lanzó Wible MáS, servicio a través del cual los usuarios pueden acceder a alquileres de coches de 3 a 30 días desde 34 euros por día.

Además, con la reactivación de sus operaciones, ha puesto en marcha packs de minutos, con los que se puede viajar desde 0,17 euros por minuto y llevarse hasta un 33% más de crédito gratis. Wible también ha rebajado el precio de su tarifa plana 24 horas de 65 a 40 euros, con 100 km incluidos y 0,27 euros por kilómetro extra. “Desde que decidimos suspender temporalmente nuestra actividad por la pandemia, la seguridad y el bienestar de nuestros clientes y empleados ha sido siempre nuestra principal prioridad”, añade el directivo.

Ajuste de tarifas

Zity, con más de 800 unidades del Renault Zoe circulando por la capital española, ha decidido reanudar la actividad con un reajuste de sus tarifas con el fin de acompañar la situación económica que sufre el país como consecuencia de la crisis sanitaria.

El precio mínimo de la empresa de Renault y Ferrovial, que también opera en París, es de 0,17 euros por minuto, aunque también ha estrenado alquileres de larga duración con tres tarifas planas para uno, dos y tres días para combatir el coronavirus. Su precio son de 30, 50 y 60 euros, respectivamente.

“Nuestra intención no pasa por disminuir nuestros recursos o reducir la oferta que hoy nuestros usuarios reciben por parte de Zity. Queremos optimizar todos los recursos con los que contamos ahora a través de un análisis exhaustivo del servicio para seguir adaptándonos a la situación y a las necesidades de nuestros usuarios”, explica el consejero delegado de la firma, Javier Mateos.

En la misma línea, Emov by Free2Move, del grupo PSA y con 600 coches, ha puesto en marcha un servicio que “va más allá del coche compartido”, con alquileres que van desde un día a hasta un mes.

El servicio incluye la posibilidad de conducir tres personas de forma gratuita, seguro a todo riesgo y asistencia en carretera. Ofrece los últimos modelos de las firmas Peugeot, Citroën, DS y Opel y está disponible a través de una plataforma única online. “Ante la situación actual, hemos establecido un protocolo de seguridad y prevención que hemos mantenido y empujado”, expone el consejero delegado de Free2Move Iberia, Ignacio Román.

50% de ahorro

Share Now, con 600 coches, no ha cambiado su política de precios porque dice que siguen siendo “dinámicos” y que se ajustan según la demanda, pero sí ha iniciado un modelo de suscripción con el que los clientes pueden ahorrar hasta un 50% en el precio del viaje. “Esta oferta está pensada para que pueda beneficiarse la gente que depende regularmente y en gran medida de un coche compartido”, manifiesta el director general de la compañía en España, David Bartolomé.

“La confianza de los usuarios en el carsharing de Share Now se ha recuperado desde el final del confinamiento. Nos ha quedado claro que los madrileños nos consideran como una opción segura para moverse. El desarrollo de nuestro producto está avanzando rápidamente, lo que mejora la experiencia de usuario”, dice Bartolomé.

La falta de turistas extranjeros ahoga al sector de alquiler de coches

La fuerte caída de la llegada de turistas extranjeros durante este verano ha provocado que el sector de alquiler de coches se haya visto gravemente afectado, con una caída estimada de la facturación cercana al 80 % para este año, según cálculos del propio sector.

El presidente de la Federación Nacional de Vehículos de Alquiler Con y Sin Conductor (Feneval), Juan Luis Barahona, explica que la dependencia del sector con el turismo es muy grande, ya que el 85 % de su actividad está vinculada a las contrataciones turísticas. Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre la llegada de turistas extranjeros en 2020 son reveladores: hasta el mes de agosto visitaron España 15,7 millones de turistas, lo que representa un descenso del 73 % respecto a 2019, cuando se registraron 58,2 millones de viajeros. Uno de los brotes verdes del verano, según los datos de la patronal, es el incremento de alquileres de autocaravanas, que, al contrario que el resto de los vehículos de alquiler, ha vivido un notable repunte.

Normas
Entra en El País para participar