Telefónica O2 y Virgin invertirán 11.000 millones en cinco años en Reino Unido, tras su fusión

Acelerarán el despliegue de 5G y fibra si la transacción es aprobada

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Telefónica y Liberty Global han desvelado nuevos proyectos de cara a la fusión de sus respectivas filiales en Reino Unido, O2 y Virgin Media. La nueva operadora prevé invertir 10.000 millones de libras (más de 11.000 millones de euros) en los próximos cinco años en el despliegue de nuevas redes, tecnología y servicios.

En una tribuna conjunta publicada en el diario The Times, José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, y Mike Fries, CEO de Liberty Global, indican que la teleco resultante de la fusión acelerará el despliegue de 5G para llevar la cobertura a más de 100 ciudades a final de 2021. Además, añadirán un millón de hogares y empresas a su objetivo de llevar la cobertura de banda ancha ultrarrápida, y llegar a 16 millones de unidades inmobiliarias un año después de que la fusión se materialice. Ambos socios señalan que prevé acelerar para conectar a más de siete millones de hogares a las redes gigabit.

Telefónica y Liberty señalan que Reino Unido está por detrás en despliegue de banda ancha ultrarrápida de países como España, Francia y Portugal, "y es inaceptable".

“Esto supondrá la transformación del Reino Unido, cambiando la forma en la que hogares y empresas están conectadas al mundo online, abriendo significativas oportunidades para el crecimiento y la innovación en las empresas británicas de tecnología", señalan.

De igual forma, Telefónica y Liberty prevén llevar las redes de banda ancha ultrarrápida a las zonas más desfavorecidas, con menor PIB y mayores índices de desempleo. “Crearemos cerca de 4.000 puestos de trabajo y estableceremos más de 1.000 aprendizajes para reforzar la base de capacidades digitales en el país”, dicen los dos directivos, que insisten en que ambas empresas ayudarán a los colegios a beneficiarse de la revolución digital.

Pallete y Fries insisten en que la unión de ambas compañías ayudará a la recuperación económica de Reino Unido, al llevar al país al carril de alta velocidad digital, y recuerdan que Telefónica y Virgin Media han estado invirtiendo en el país durante años.

La tribuna de ambos directivos llega pocas semanas antes de que se pronuncien las autoridades regulatorias sobre la operación. En principio, la Comisión Europea ha dado de plazo hasta el 5 de noviembre para tomar una decisión definitiva, o bien para iniciar un proceso de investigación más en profundidad.

Desde el anuncio de la operación, a principios de mayo, Pallete ha insistido en que la operación no afectará a la competencia, recordando que otra operación muy similar, la compra de Everything Everywhere por parte de BT en 2015, que supuso la integración de un operador móvil con una teleco de banda ancha fija, fue aprobada por las autoridades británicas sin apenas condiciones.

Con la creación de la nueva operadora convergente, que tendrá más de 46 millones de clientes entre móvil, banda ancha y televisión de pago, Telefónica y Liberty aspiran a derrotar el histórico liderazgo de BT.

Normas
Entra en El País para participar