Banca

Liberbank y Unicaja se disparan en Bolsa tras admitir “contactos preliminares” de fusión

Unicaja se anota un 15,14% en la sesión y Liberbank sube el 13,58%

Cotización Unicaja Liberbank Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Unicaja y Liberbank han informado a la CNMV de que mantienen conversaciones que podrían desembocar en una fusión de las dos entidades. Después de trascender el pasado viernes los contactos entre los dos bancos, Unicaja ha remitido, poco después de la apertura de la Bolsa, un comunicado en el que reconoce "contactos preliminares con Liberbank", si bien los enmarca en el hecho de que "de forma regular analiza potenciales oportunidades de inversión y operaciones corporativas".

Una fórmula muy similar ha empleado, aunque casi una hora después, Liberbank, que igualmente indica que no se ha llegado a una decisión al respecto. A última hora de la mañana ha ampliado la información facilitada al mercado al afirmar que el consejo de administración del banco es conocedor de estos contactos, extremo que, en su caso, ya había confirmado Unicaja desde primera hora.

Este tipo de comunicados es la vía habitual por la que las cotizadas, obligadas por la CNMV a dar información relevante, informan sobre procesos de fusión que aún están en fase de negociación. No obstante, según ha publicado hoy Cinco Días, ambas entidades prevén convocar esta misma semana a los consejos de administración para dar luz verde a conversaciones más formales.

Así, la acción de Unicaja  ha cerrado la sesión con una subida del más del 15,14%. Por su parte, Liberbank se disparó el 13,58%, aunque llegó a alcanzar picos del 20%. La posible operación sería la segunda fusión en la banca española en menos de un mes, después de una operación entre Bankia y CaixaBank que ya fue bien vista por el mercado, y daría lugar al quinto banco del país por volumen de activos con más de 108.000 millones y con un valor en Bolsa de unos 2.000 millones de euros.

"Las nuevas variables hacen más probable que en esta ocasión la operación llegue a buen puerto, y pueda salvarse el principal escollo que hizo que no saliese la primera vez que es la distribución accionarial", comenta Nuria Álvarez, de Renta 4. "Hay que tener en cuenta que nos encontramos con un escenario macro diferente y un entorno en el sector que apunta a más operaciones, y yo creo que eso te lleva a no poder quedarte parado. Hay que añadir la flexibilización por parte de las instituciones para precisamente animar a que se produzcan las operaciones", añade.

En el caso de Unicaja y Liberbank, se trata de la segunda intentona, después de un proyecto que encalló en 2019. Ahora, no obstante, la mayor manga ancha que da el BCE en términos de exigencias de capital para las entidades fusionadas y la mala perspectiva para el sector que genera la pandemia están acelerando las operaciones.

Gonzalo Sánchez, gestor de renta variable Iberia de Gesconsult, apunta que "este tipo de operaciones tienen más sentido que la compra de un banco pequeño por parte de una entidad grande. Los recursos que consume la integración resulta excesiva para lo que vaya a aportar la compra de la entidad pequeña".

Due diligence y asesoría

Unicaja no ha contratado a ningún asesor de cara a la operación. Tampoco Liberbank ha contratado bancos de inversión o despachos de abogados para el proceso de concentración. Ambas necesitan el permiso de los consejos para dar nuevos pasos en la operación, algo que podría suceder esta misma semana. Una nueva fase del proceso incluiría, además de la contratación de asesores legales y financieros, la due diligence, mecanismo que permite a las firmas conocer el estado real de la contraparte de cara a negociar los términos de la operación.

Tras la subida de hoy, Unicaja vale en Bolsa 1.165 millones de euros, por 784 millones de Liberbank. Con estas cifras, una eventual fusión a precios de mercado daría a los accionistas de Unicaja el 59,8% de la entidad fusionada, frente al 40,2% para Liberbank. En las conversaciones de 2019 las negociaciones sobre la ecuación de canje rondaban también estas cifras: Liberbank quería llegar al 42% y Unicaja aspiraba al 60%. En términos de activos, Liberbank tiene 45.000 millones y Unicaja 63.000, una relación también 42/58.

La gran diferencia con la operación de hace año y medio es que ahora no tendrán que ampliar capital. El BCE no exigirá requisitos de capital adicionales, y además los ajustes derivados de la eventual fusión se podrán realizar contra el fondo de comercio negativo, es decir, la diferencia entre el valor de mercado y el valor en libros de la entidad absorbida, en este caso Liberbank. A precios actuales, Liberbank cotiza a 0,26 veces su valor en libros, lo que daría mucho margen de maniobra. En lo que va de año Unicaja cae el 23,81% y Liberbank el 21,34%.

"Los cambios en la regulación hacen más favorable ahora la operación pues ya no les exigen que una vez que se acometa la operación la entidad resultante tenga el capital de la mayor sino que basta con la media de las dos entidades", explican desde Gesconsult, que destacan también que "ambas entidades están saneadas y han tenido muy encima a los reguladores para incentivar las desinversiones en activos no productivos".

Tanto Unicaja como Liberbank y Sabadell han sido los nombres más habituales en las quinielas de fusión, disparadas desde el acuerdo para la integración de Bankia en CaixaBank. De hecho, el 4 de septiembre, día en el que se anunció la operación, tanto Liberbank como Unicaja subieron más del 13%. Subidas que se unen a la de hoy y con las que han aliviado el durísimo castigo sufrido a raíz de la pandemia.

Normas
Entra en El País para participar