El Ibex se olvida de Trump y con la ayuda de ACS pone fin a cuatro semanas a la baja

El selectivo avanza un 0,35%, ganancias que alcanzan el 1,9% en la semana

Ibex pulsa en la foto

Donald Trump comunicó a las 6.54 AM (hora española) en su cuenta de Twitter que ha dado positivo por Covid 19 y, nada más conocerse el contagio, los mercados reaccionaron con gran nerviosismo y fuertes caídas, que se han ido moderando a lo largo de la sesión. El escenario que se dibuja en EE UU, en plena campaña electoral y a pocas semanas de los comicios, es incierto.

A pesar de la inestabilidad que genera el contagio del presidente de la primera economía del mundo el Ibex 35 ha logrado zafarse de las pérdidas. Pese a abrir con una caída del 0,82%, la Bolsa española ha logrado recuperarse y con la ayuda de ACS concluye la jornada con un alza del 0,35%. La Bolsa española intenta recuperarse de las caídas registradas en el último trimestre (-7%) y aunque el escenario se antoja complicado, con las elecciones de EE UU, el aumento de los contagios y el Brexit como elementos desestabilizadores, el Ibex se anota un 1,9% en las últimas cinco sesiones y pone fin cuatro semanas consecutivas a la baja.

La misma tendencia se ha impuesto en el resto de plazas europeas, que si bien a lo largo de la jornada acusaron el nerviosismo del positivo de Trump, conforme avanzó la jornada la calma fue cobrando fuerza. El FTSE británico se anota un 0,39%, el Cac francés (0,02%) y el Mib italiano (0,01%) concluyen en tablas y el Dax retrocede un 0,33%. Este débil comportamiento no empaña una semana en la que los principales índices registraron subidas de entre el 1% y 2%.

"Tras la noticia de que Trump y la primera dama han dado positivo, los mercados financieros han reaccionado con nerviosismo. Las acciones están a la baja y la volatilidad al alza. Por contra activos refugios como el yen registran ganancias. Este movimiento puede reflejar una preocupación inicial frente a los posibles riesgos que existe en EE UU, pero es más probable que sirva como una llamada de atención a los mercados de una reaceleración estacional de los contagios en todo el mundo", señala Nannette Hechler. Fayd'Herbe, jefa de inversiones de Credit Suisse. En este escenario, los inversores se refugian en activos percibidos como más seguros, como el yen, que sube un 0,3% frente al dólar.

"Esta noche, Melania y yo dimos positivo por Covid 19. Comenzaremos nuestro proceso de cuarentena y recuperación de inmediato. ¡Lo superaremos JUNTOS!", ha anunciado en la red social Twitter.

La incertidumbre que se abre tras el positivo del presidente de Estados Unidos, a un mes de las decisivas elecciones presidenciales del 3 de noviembre, hace mella en las Bolsas, ya temerosas ante el endurecimiento de las restricciones que aplican los países para luchar contra la pandemia y que puede retrasar la recuperación económica. Los inversores huyen de la renta variable y apuestan por activos considerados más seguros. La mejora del mercado laboral en el mes de septiembre no ha sido suficiente para apartar las pérdidas. En los primeros minutos de negociación los índices de referencia de Wall Street registran caídas que oscilan entre el 0,5% del Dow Jones al 0,94% del Nasdaq, caídas que al cierre de los mercados europeos se amplían al 1% y 2%. Según la información publicada por el Departamento de Trabajo el mes pasado la tasa de paro bajó al 7,9% frente al 8,4% de agosto. En septiembre y de acuerdo a la información adelantada por la encuesta ADP que se publicó el miércoles, el sector privado creó 877.000 puestos de trabajo. Por su parte, el empleo gubernamental cayó en 260.000.

Gráfico intradía de los futuros del S&P 500
Gráfico intradía de los futuros del S&P 500

En la Bolsa española, ACS se anota un 25,85% tras confirmar a la CNMV la oferta de la francesa Vinci de 5.200 millones por su filial industrial Cobra, la mayor subida diaria de la constructora. Le siguen a cierta distancia Grifols (2,5%) y PhamaMar (2,1%). Por su parte, IAG (-2,28%), Indra (-2%), Amadeus (-1,9%) y Meliá (-1,62%) encabezan los descensos.

La campaña presidencial se anunciaba ya de elevada tensión, y el positivo por Covid del presidente estadounidense, de 74 años de edad, no hace más que añadir inquietud a unos mercados desorientados. El debate caótico entre Trump y su rival demócrata Joe Biden de principios de  semana añadió presión a las Bolsas y otros activos de mayor riesgo. Trump dejó en el aire la duda sobre si aceptaría el resultado de las elecciones en caso de que no sea el vencedor.

Para los analistas, no está clara cuáles serán las implicaciones directas del contagio de Trump en los mercados, aunque sí consideran que afectará a la campaña en uno u otro sentido. La infección daña la capacidad de Trump de cara a la votación, en un momento de debilidad política del presidente, mientras el tiempo corre en su contra antes de que los estadounidenses acudan a las urnas.

Esty Dwek, jefa de estrategia global de mercados de Natixis IM, considera que todavía es demasiado para decir cómo afectará."Si no desarrolla síntomas es probable que no haya diferencia. Si lo hace, puede impactar en su campaña y mensajes", afirma. No obstante para la experta la atención está puesta ahora en el plan de estímulos fiscales pendiente de aprobación. "La pregunta es si esto hace más difícil llegar a un acuerdo entre republicanos y demócratas antes de las elecciones. En este momento sigue habiendo grandes diferencias entre ambas partes y la prueba positiva de Trump es otra distracción que reduce las posibilidades de un acuerdo", añade. Como se pudo comprobar ayer el pacto entre ambos partidos es el estímulo que está esperando la economía y los mercados para recuperar parte del vigor perdido en el último mes y medio.

“Las especulaciones sobre su salud y su edad ahora dominarán las informaciones en los mercados, ya que Trump, 74 años y técnicamente obeso, está en la zona de peligro del virus”, apunta el analista de eToro Adam Vettese, que añade: “esto puede impactar seriamente en su planificación de la campaña electoral”. "La incertidumbre de las elecciones aumenta y después de los informes de la semana pasada sobre los asuntos fiscales del presidente algunos opinan que la reelección esvmás improbable", señala Chirs Iggo, CIO de inversiones de AXA IM. Desde la firma apuntan que la noticia conocida hoy no pasará inadvertida para los mercados y más ahora que se está produciendo un aumento de los contagios, lo que ha llevado a las autoridades a aplicar nuevas restricciones que además de frenar la pandemia obstaculizan la débil recuperación. A la volatilidad generada por el Covid se añade la propia derivada de las elecciones. Si el paranoma se antojaba complicado la salud del presidente puede provocar fluctuaciones en los resultados, aumentando con ello la volatilidad.

En el mercado de renta fija, y ante los vaivenes de la Bolsa, los operadores se lanzan a por la deuda de EE UU y caen los tipos. El rendimiento del bono español retrocede al 0,221% desde el 0,236% de ayer, con la prima de riesgo en 75 puntos básicos. Los tipos del bono estadounidense con vencimiento en 2030 suben al 0,69%. En el mercado de divisas la moneda europea cae un 0,35% contra el billete verde, hasta los 1,17 dólares.

El petróleo sufre caídas, en su cuarto día consecutivo en negativo. El barril de Brent se deja un 3,5% y cae por debajo de los 40 dólares. Al horizonte general de desconfianza se suma el temor a que un endurecimiento de las restricciones que aplican los países contra la pandemia tenga de nuevo consecuencias en la demanda.

Normas
Entra en El País para participar