Infraestructuras

Acciona entra con proyectos de ingeniería en el plan de carreteras de Rumanía

Analizará la viabilidad de cinco vías rápidas y autopistas dentro de un plan de infraestructuras que asciende a 50.000 millones

Acciona entra con proyectos de ingeniería en el plan de carreteras de Rumanía

Acciona ha puesto un pie en el emergente mercado rumano de las infraestructuras de transporte. La compañía ha decidido apostar por este país del Este con la intención de ganar obras en un voluminoso plan de carreteras en ciernes. En un primer paso, se ha adjudicado cinco contratos de ingeniería para comprobar la viabilidad de futuros proyectos.

La empresa que lidera José Manuel Entrecanales debe llevar a cabo estudios técnicos, previos a la construcción, para cinco carreteras que suman 540 kilómetros de longitud. Esta primera piedra de toque, tras lo que Acciona pretende dar el salto a contratos de obra, suma carga de trabajo para sus ingenieros por 16,5 millones de euros.

Las nuevas vías estarán respaldadas en un 85% por fondos europeos

La española elaborará los estudios de viabilidad y proyectos técnicos de la carretera de alta capacidad Bacău-Pașcani, de 78 kilómetros y cuyo informe tiene un valor de 3,48 millones. El segundo de los encargos se refiere al estudio técnico de la autopista Târgu Mureș-Târgu Neamț, de 211 kilómetros y con un presupuesto de 3,6 millones. En tercer lugar, Acciona realizará por 3,4 millones el proyecto de la vía rápida Buzău-Brăila, de 100 kilómetros de trazado. El cuarto, por 3,1 millones, es para la vía rápida de 80 kilómetros entre Focșani y Brăila. Y la última adjudicación de esta serie de trabajos de ingeniería afecta al trazado de vía rápida Brăila (Jijila)-Tulcea (Cataloi), de 70 kilómetros y con un valor de 2,9 millones.

Planes de desarrollo

Acciona, que ya contaba con presencia en el mapa rumano de las infraestructuras hidráulicas, comienza a contratar de este modo con la Compañía Nacional de Transportes.

Los cinco proyectos están incluidos en el Plan de Infraestructuras de Transporte del país y se enmarcan dentro del programa europeo POIM (Plan Operacional de Grandes Infraestructuras). Este último está financiado en un 85% con fondos de cohesión de la UE, mientras que el 15% restante está soportado por fondos locales.

En cuanto a la experiencia previa en Rumanía a través de diversos contratos de aguas, figuran la ampliación de la línea de fangos de la depuradora de Pitesti o la construcción de 50 kilómetros de red de alcantarillado y agua potable, con 20 estaciones de bombeo y sistema de telecontrol, en cuatro localidades del país.

En el caso de las infraestructuras de transporte, el Gobierno rumano aprobó en 2016 un Plan Maestro con inversiones presupuestadas en 50.000 millones de euros hasta 2030. El objetivo es mejorar y ampliar sus redes de carreteras y también la ferroviaria, donde se contempla una línea de alta velocidad (toca las ciudades de Arad, Timisoara y Calafat) y la rehabilitación de los 10.000 kilómetros de líneas convencinales.

Además de la Comisión Europea y del Gobierno de Rumanía, se espera financiación del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD).

Una filial en Polonia, y paso prudente en los países vecinos

Mostostal, una de las mayores constructoras de Polonia, es el brazo principal de Acciona en Europa del Este. La compañía se ha centrado en su mercado doméstico una vez que la crisis financiera aplacó planes de inversión en otros países del área.

Ucrania y Hungría son otros dos de los mercados en que Acciona ha puesto una pica a través de su filial de Energía. Entró en el primero de ellos a mediados de 2019, con una planta fotovoltaica de 57,6 MW en Dymerka, al norte del país. Actualmente, la empresa construye dos fotovoltaicas más en la región de Odes (en Gudzovka y Arcyz) que totalizan 44MW.

Ya en Hungría, Acciona cuenta con un 47% del parque eólico Movar H1, de 24 MW en la localidad de Moson Szolnok.

Normas
Entra en El País para participar