Autónomo del transporte. ¿Cómo minimizar contactos en esta profesión de riesgo?

Durante la pandemia el transporte y la logística están siendo una actividad esencial. Sin embargo, su desarrollo también genera una exposición al virus, que se puede prevenir.

logísitca transporte autónomos

Los profesionales pertenecientes al sector del transporte se han visto afectados por la crisis del coronavirus de una manera muy diferente. A pesar de que muchas fronteras han estado cerradas y de que la demanda ha causado un descenso de operaciones internacionales, el comercio electrónico se ha instalado en casi todos los órganos de la sociedad.

Tanto es así que los transportistas se han convertido en agentes imprescindibles durante el confinamiento, permitiendo que el suministro de alimentos y bienes de primera necesidad llegasen a las tiendas y supermercados de todos los municipios.

Pero, a su vez, el no haberse confinado y estar en contacto con clientes y profesionales aumenta el riesgo de contagio. Algo que en el caso de los trabajadores autónomos es más complejo de gestionar, dado que visitan instalaciones ajenas con frecuencia. Incluso varias en el mismo día, cada una con sus usos y costumbre en lo que a seguridad frente al coronavirus se refiere.

Consejos para evitar contagios entre transportistas

Según el documento 'Directrices de Buenas Prácticas en Centros Logísticos y Almacenes con medidas para la prevención de contagios por la COVID-19', publicada por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo y el Ministerio de Sanidad, lo primero que debe hacerse es coordinar las medidas de seguridad para que todos tus trabajadores conozcan el protocolo y puedan ejecutarlo.

Especialmente delicadas son los espacios comunes, como los almacenes y los centros logísticos, donde se aglutinan irremediablemente muchos trabajadores. Aquí la recomendación es trazar una cartelería efectiva, así como disponer de un sistema de megafonía para recordar el protocolo.

En el caso de que seas tú el autónomo que trabaja como externo para una empresa, deberías comunicarle a la misma cuáles son tus medidas. Es recomendable acordar los horarios y los días en los que se realizarán las cargas y descargas para intentar que se aglutine el menor número de trabajadores posibles.

En el momento de efectuar esa carga o esa descarga, recomiendan minimizar el contacto, por lo que la entrega de albaranes es preferible que se haga por vía electrónica, así como cualquier otra documentación.

Es necesario respetar siempre la distancia mínima de seguridad, de 1,5 metros, por lo que se deberá escoger un lugar de descarga que permita este distanciamiento. Otras cuestiones más obvias también deben estar presentes, y facilitadas por el centro. Por ejemplo todo tipo de facilidades para limpieza y desinfección.

Establecer movimientos del personal con señalización también es otra medida recomendada para evitar contactos innecesarios, según el documento elaborado por el Instituto.

 

Normas
Entra en El País para participar