Diálogo social

Luz verde a la prórroga de los ERTE con exoneraciones de hasta el 100% para las empresas

Díaz: "Si salvamos el otoño y el invierno con los ERTE, entraremos de lleno en la recuperación"

El Gobierno ha dado finalmente luz verde en su reunión del Consejo de Ministros de hoy a la prórroga de las condiciones especiales de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el 31 de enero. Esta prórroga ha sido pactada con los sindicatos en la noche de ayer y tras intensas negociaciones durante todo septiembre que han durado hasta la misma mañana, cuando el Comité Ejecutivo de la patronal CEOE ha decidido también sumarse por unanimidad al preacuerdo alcanzado ayer entre los ministerios de Trabajo y de la Seguridad Social y las centrales sindicales CC OO y UGT.

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha asegurado tras la aprobación de esta prórroga que con este acuerdo "Despejamos un otoño y un invierno que espero no sea difícil. Pero si salvamos el otoño y el invierno ya sí entraremos de lleno en la recuperación".

Esta decisión llega después de la última oferta del Ejecutivo que eleva las exoneraciones de cotizaciones para los ERTE de rebrote, que ya habían sido ampliados en ofertas anteriores, y a los que podrán acogerse todas las empresas que vean limitada parcialmente su actividad por efecto de las medidas de restricción tomadas ante los rebrotes de la pandemia. El líder patronal, Antonio Garamendi, ya había recibido positivamente esta oferta y sugerido que podría generar el apoyo de los empresarios.

Los empresarios han indicado en un comunicado que la decisión se ha tomado por unanimidad "tras un amplio debate" y "después de intensas negociaciones que se han extendido hasta primera hora de esta mañana". Según indican desde CEOE-Cepyme "el texto refleja un acuerdo en el que todas las empresas cuya actividad se está viendo afectada por la crisis del Covid-19 se senten representadas".

La normativa actual, que vence mañana, prevé ya los ERTE de rebrote desde el 1 de julio pasado para todas las empresas que tuvieran que parar su actividad por efecto de las medidas acordadas por nuevos aumentos de los contagios. Ahora, el texto del acuerdo incluye mayores exoneraciones para estos ERTE y ampliarlos a todas las empresas de cualquier sector que, sin necesidad de cerrar, vieran limitada su actividad por los rebrotes, en forma por ejemplo de restricciones de aforo.

La oferta del Gobierno, elaborada entre Trabajo y la Seguridad Social recoge exoneraciones de hasta el 100% de las cotizaciones empresariales tanto en los casos de ERTE de rebrote de "impedimento" cuando no puede realizarse la actividad como en los de "limitación" en los que el negocio se ve solo restringido. En este último caso se articularían: 100% en octubre, del 90% en noviembre, del 85% en diciembre y del 80% en enero, si la empresa tiene menos de 50 empleados. Si cuenta con más de 50 trabajadores, los porcentajes alcanzan el 90%, el 80%, el 75% y el 70%, respectivamente.

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, que se ha resistido hasta última hora a respaldar la propuesta del Gobierno ha dicho hoy, según Servimedia, quee "hasta hace muy poquitas horas" se había propuesto que sectores como la hostelería y el comercio no entraran en la prórroga de los ERTE y "ya tenemos un papel que ya se tiene en cuenta a estos sectores". "Parece que podemos a última hora arreglarlo", afirmó Garamendi.

Además de esta mejora, la oferta del Gobierno que ya recabó ayer el respaldo sindical mantenía prorrogar los ERTE de fuerza mayor, que ahora afectan a unos 600.000 trabajadores, fundamentalmente a las empresas de los sectores turísticos (hoteleras, agencias de viajes, aviación, una parte de transporte de viajeros) --que estén inscritas en los epígrafes del turismo y algunos de ocio en la clasificación oficial de actividades--. Esto, según se quejan los empresarios, dejaría fuera a más de la mitad de los actuales beneficiarios de un ERTE por fuerza mayor.

Por ello, para compensar esta circunstancia, los Ministerios de Trabajo y Seguridad Social propusieron, por un lado, ampliar las exoneraciones de cotizaciones empresariales por los trabajadores que permanezcan en los actuales ERTE por fuerza mayor con exoneraciones del 85% para las empresas de menos de 50 trabajadores y del 75% para los que tengan una plantilla superior a esa.

Y, junto a esto, el Ejecutivo propuso estas mismas bonificaciones para las empresas que no pertenezcan a estos sectores protegidos pero que formen parte de la cadena de valor de dichas actividades turísticas y de ocio y que lo puedan probar, también podrán seguir en los ERTE de fuerza mayor ya iniciados. Así como las compañías con ERTE de fuerza mayor del inicio de la pandemia y pasen a un ERTE de causas económicas, técnicas, organizativas o de producción (ETOP).

Pero además, creaban los citados ERTE de limitación, que suponían una ampliación de los ERTE de rebrote, ya que se extendían no solo a las empresas, de cualquier sector, que tuvieran que cerrar por los rebrotes sino también a las que vieran restringida su actividad por las medidas anticontagios. Toda esta oferta seguía sin convencer a la patronal, pero ahora, tras la última propuesta de elevar las bonificaciones a esta última modalidad de ERTE, CEOE-Cepyme podrían sumarse al acuerdo, que el Gobierno prevé ratificar esta misma mañana en el Consejo de Ministros. El Comité Ejecutivo de la patronal está reunido en estos momentos para tomar una decisión.

Protección a los trabajadores

La ampliación de la protección de los trabajadores afectados por ERTE no ha sido esta vez objeto de polémica. A éstos se les mantendrá la cuantía de su prestación por desempleo en el 70% de la base reguladora a partir del sexto mes de cobro (hasta hoy esta cuantía se recortaba al 50% de dicha base).

Además, el periodo de prestación por desempleo que se repondrá a los afectados por ERTE --el conocido como ‘contador a cero’-- subirá de 180 a 196 días. Asimismo se crea una nueva prestación para los fijos discontinuos, temporales y trabajadores a tiempo parcial que no hayan reunido cotización suficiente.

La ministra de Trabajo ha recordado también que el acuerdo alcanzado mantiene "un nuevo periodo de salvaguarda del empleo durante unos nuevos seis meses". Esto significa que todas las empresas que tengan un ERTE y que les sea prorrogado deberán sumar un nuevo periodo de seis meses de compromiso de mantenimiento del empleo cuando expire el anterior. "Este es el compromiso que da sentido a la inmensa cantidad de recursos públicos que se emplean en los ERTE", ha dicho Díaz.

Asimismo la ministra ha explicado que el acuerdo aprobado mantiene la prohibición de argumentar el impacto de la pandemia para despedir por causas objetivas "algo que tan buenos resultados está dando", ha dicho.

Mientras que las empresas que sigan en ERTE o soliciten uno nuevo seguirán teniendo prohibido la realización de horas extra por parte de sus trabajadores y tampoco podran subcontratar actividades. En este punto Díaz ha hecho un llamamiento a las empresas: "No es necesario cometer fraude, dejemos los recursos a los que los necesitan", ha dicho. De esta forma ha sugerido que el Gobierno tiene constancia de la existencia de prácticas fraudulentas en compañías con ERTE donde los trabajadores incorporados suplen, con horas extra, el trabajo de compañeros que siguen con su empleo suspendido y subvencionado por fondos públicos.

23.000 millones de coste hasta ahora

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha cuantificado hoy en 23.000 millones el coste que han tenido las medidas de protección a empresas y trabajadores en materia laboral frente a la pandemia de Covid-19. En concreto, ha especificado que la mitad de esta cantidad ha sido costeada por su departamento para pagar ayudas a los trabajadores autónomos, exoneraciones de cotizaciones a las empresas con expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) bonificados y prestaciones por incapacidad temporal a trabajadores infectados por el virus o en cuarentena por haber estado en estrecho contacto con un contagiado. Mientras que el otro 50% de esta cantidad ha sido financiada por el Servicio Público de Empleo (SEPE) para el pago de prestaciones por desempleo a los 3,5 millones que han llegado a estar afectados por un ERTE. En cuanto al dinero que requerirán los ERTE a partir de ahora, Escrivá ha dicho que "en el mejor de los casos" tendrán un coste de alrededor de los 1.000 millones de euros mensuales durante los próximos meses.

Normas
Entra en El País para participar