Justicia

Bruselas recurre el fallo del TUE sobre Apple e insiste en que se benefició de ayudas ilegales en Irlanda

La tecnológica y el gobierno irlandés reiteran que han cumplido con sus obligaciones fiscales y que no ha habido ayuda estatal

Logo de Apple
Logo de Apple EFE

La Comisión Europea ha recurrido la sentencia del Tribunal General de la UE (TUE) que anuló en julio la decisión que obligaba a la multinacional tecnológica Apple a devolver 13.000 millones de euros en impuestos atrasados en Irlanda por haberse beneficiado durante años en este país de ventajas fiscales ilegales. Los impuestos se refieren a los años comprendidos entre 2003 y 2014.

A juicio de la Comisión Europea, la decisión del TUE "comete una serie de errores legales en su sentencia", y por esa razón "llevamos el asunto al Tribunal de Justicia de la UE", ha anunciado en un comunicado la vicepresidenta del Ejecutivo comunitario responsable de Competencia, Margrethe Vestager.

"La sentencia del Tribunal General plantea cuestiones legales importantes que son de relevancia para la Comisión en su aplicación de las normas de ayuda de Estado a los casos de planificiación fiscal. La Comisión también considera respetuosamente que en su sentencia el Tribunal ha cometido una serie de errores de derecho", ha remarcado Vestager.

En la nota, la vicepresidenta ha subrayado que la corte europea ha confirmado anteriormente que los Estados miembros tienen la competencia de elaborar su legislación fiscal, pero al hacerlo deben cumplir la legislación europea, incluyendo las normas sobre ayudas estatales. "Si los Estados miembros dan a ciertas multinacionales ventajas fiscales que no ofrecen a sus rivales, esto daña la justa compentencia en la UE", añadió la comisaria.

Vestager también ha insistido en que se requiere legislación que cierre las lagunas fiscales y garantizar la transparencia, en un llamamiento a los países de la UE para renovar la normativa actual.

El caso se remonta a finales de agosto de 2016. Entonces, la Comisión concluyó que dos pactos fiscales concedidos a Apple por Irlanda en 1991 y 2007 le permitieron "reducir sustancialmente y de forma artificial los impuestos" que pagaba, llegando a abonar una tasa efectiva del 0,005% en 2014 aunque el impuesto de sociedades es del 12,5%.

Los 13.000 millones de impuestos reclamados a Apple, una cantidad que la Hacienda Irlandesa ya recuperó en 2018, pese a los recursos tanto de Irlanda como de la compañía tecnológica, solo representaban el importe que el fabricante del iPhone dejó de pagar entre 2003 y 2014 porque la Comisión solo puede aplicar una retroactividad de 10 años respecto a la fecha en la que solicitó por primera vez información sobre el caso, en 2013.

En su fallo de mediados de julio, el Tribunal General argumentó que la Comisión no había conseguido demostrar que Apple se había beneficiado desde 1991 de ayudas públicas que falsearon la competencia en el mercado interior, algo prohibido por las reglas europeas de Competencia.

Vestager ha explicado que garantizar que todas las empresas "pagan su parte justa de impuestos" sigue siendo una "prioridad absoluta" para el Ejecutivo comunitario.

La responsable de Competencia de la Comisión ha asegurado además que "seguirá utilizando todas las herramientas" a su disposición para garantizar la justicia fiscal en el bloque. "De lo contrario, se niega al erario público y a los ciudadanos los fondos para realizar unas inversiones que son ahora incluso más necesarias para apoyar la recuperación económica", ha subrayado.

Tras conocerse el recurso de la Comisión, tanto el gobierno irlandés como Apple han reiterado que han cumplido con sus sus obligaciones fiscales. "Revisaremos el recurso de la Comisión cuando lo recibamos, sin embargo, no alterna las conclusiones factuales de la Corte General, que demostró que siempre hemos cumplido la ley en Irlanda, como hacemos allí donde operamos", ha señalado la compañía en un comunicado.

En su nota, el gigante tecnológico añade que "este caso nunca ha girado en torno a cuánto impuestos pagamos, sino dónde debemos pagarlos".

Por su parte, el ministro irlandés de Finanzas, Paschal Donohoe, ha señalado que la sentencia del Tribunal General de la UE ya confirmó que no concedieron "ayuda estatal" y que Apple pagó "la totalidad de los impuestos" de acuerdo con la legislación nacional.

Normas
Entra en El País para participar