La banca pide al BCE 174.500 millones en la nueva ronda de liquidez a tres años

Las peticiones, realizadas por 388 entidades financieras de la zona euro, son muy inferiores a las de junio

La presidenta del BCE, Christine Lagarde
La presidenta del BCE, Christine Lagarde EFE

El BCE ha concedido a la banca de la zona euro una nueva remesa de liquidez a tres años, dentro de su programa TLTRO III de financiación condicionada a dar crédito, por 174.460 millones de euros. Un total de 388 entidades financieras han realizado peticiones, por una cuantía que queda en la parte alta de las previsiones de los analistas pero muy inferior a lo solicitado en la anterior ronda. 

La banca de la zona euro ya echó el resto en la subasta TLTRO III del pasado junio, con un volumen de peticiones sin precedentes por 1,308 billones de euros. Se trataba de aprovechar al máximo las óptimas condiciones del BCE que ofrecía el BCE por primera vez: los bancos podían obtener financiación a tres años y lograr con ello una bonificación del 1%. Basta con que el saldo de crédito se mantenga, ni siquiera existe en esta ocasión el requisito de tener que incrementarlo, a diferencia de anteriores rondas de liquidez TLTRO.

De este modo, la banca realizó peticiones por la cuantía máxima, de acuerdo con su saldo de crédito y sin que se contemplen las hipotecas ni los créditos a la administración. El sector aprovechó para amortizar en las mejores condiciones posibles las anteriores peticiones de liquidez al BCE, de modo que de los 1,308 billones de euros solicitados en junio, la inyección neta de liquidez al sistema quedó en 548.000 millones de euros.

Fuentes bancarias reconocen que, tras los recursos captados en junio, apenas existía interés en acudir a esta nueva ronda de financiación. Menos aún cuando en junio gran parte de los bancos ya habían solicitado el máximo posible. Las peticiones de la banca española en la subasta TLTRO de hoy han sido mínimas y algunos grandes bancos han renunciado a solicitar más liquidez. 

La gran aspiración del BCE es que esa liquidez se transforme en crédito, de formas que sus medidas de política monetaria lleguen a las pymes y los autónomos. Dentro de su batería de estímulos frente a la crisis, la institución decidió el abril la mejora de las condiciones de las subastas TLTRO, de modo que todas las subastas TLTRO de junio de este año a junio de 2021 tendrían una bonificación del 1% -una rebaja del interés en 50 puntos básicos respecto a la facilidad de depósito, en el -0,5%- a cambio de mantener el saldo de crédito.

La concesión de crédito en la zona euro ha sido intensa en el segundo trimestre del año, respaldada por la avalancha de programas de aval público lanzada por los gobiernos para combatir la crisis. La banca afronta ahora sin embargo la previsible oleada de impagos que traerá el derrumbe de la economía a causa de la pandemia. Por lo pronto, el dinero depositado por las entidades en la facilidad de depósito, la cuenta corriente del sector en el BCE, también se ha incrementado tras la avalancha de liquidez y alcanza los 328.774 millones de euros, según el último dato. 

 

 

Normas
Entra en El País para participar