Noticia patrocinada

Todo lo que debes saber sobre el crédito ‘revolving’

Credexia ayuda a seleccionar el producto financiero más adecuado para cada cliente con información detallada

Todo lo que debes saber sobre el crédito ‘revolving’

Tener acceso a un crédito o préstamo personal es una de las ventajas que ofrece el sistema financiero. Hoy en día es posible encontrar alguna opción que se ajuste a las necesidades de lo que busca el cliente, y lo más importante, que responda a su situación de solvencia. Porque no hay que olvidar que el importe que nos puede facilitar una entidad hay que devolverlo y, casi con seguridad, con intereses. Credexia, es el comparador que te ayuda a acertar en tus finanzas.

Precisamente, el coste que lleva asociado un tipo de financiación ha requerido la pronunciación del Tribunal Supremo y la actuación del Gobierno. Se trata del crédito revolving. El organismo legislador ha calificado de usura los contratos de las tarjetas revolving que aplican intereses por encima del 20%. El Ejecutivo, por su parte, acaba de anunciar que endurecerá la vigilancia sobre los préstamos bancarios concedidos a particulares.

Para entender lo que está pasando en la actualidad, te explicamos en qué consiste esta modalidad de financiación, sus características, sus ventajas e inconvenientes y te proporcionamos algunos consejos.

Modalidad de financiación

El crédito revolving, denominado también revolvente, es un tipo de préstamo flexible que quien lo recibe puede devolverlo en las cuotas que elija, dentro de los parámetros establecidos por el banco. Además, según se va amortizando, esa cantidad vuelve a estar disponible para gastar. Y es aquí donde reside el mayor peligro.

El ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital lo explica de la siguiente manera: “Las cuantías de las cuotas destinadas a la amortización del capital que el prestatario abona de forma periódica vuelven a formar parte de su crédito disponible (de ahí su nombre, revolvente o revolving), por lo que constituye un crédito que se renueva de manera automática en cada vencimiento, de tal forma que en realidad es un crédito rotativo equiparable a una línea de crédito permanente”. En resumen, se puede convertir en una deuda perpetua si no gestiona correctamente por parte del cliente.

La definición está recogida en el Boletín Oficial del Estado en una orden ministerial del 27 de julio, donde se exige una mayor transparencia a la banca en el contrato para este tipo de tarjetas. Tanto es así, que deberá mostrar con ejemplos el coste de la financiación que se está solicitando. Igualmente, se exige claridad en la publicidad que se emplee para su promoción.

El revolving está asociado a un tipo de tarjetas, aunque puede aplicarse a cualquier producto financiero. Así lo advierte Economía en la orden ministerial citada: “Si bien es cierto que actualmente el principal medio de disposición de los créditos revolving son las denominadas tarjetas revolving, nada impide que, dado el progreso tecnológico exponencial en esta área, se desarrollen nuevas formas de prestar el servicio de crédito revolvente asociado a otros instrumentos de pago”.

Por tanto, hay que prestar mucha atención y estar muy atentos al contrato del crédito o préstamo que vayamos a firmar, especialmente a la letra pequeña.

No olvides tener especial cuidado también con otro tipo de tarjetas. La Asociación de Usuarios Financieros (Asufin) advierte que “esta modalidad [revolving] se ha extendido entre el consumidor medio en los últimos tiempos, debido en gran parte a su comercialización masiva en ubicaciones diferentes a los establecimientos financieros: centros comerciales, aeropuertos, supermercados y hasta gasolineras. En muchos casos, se ofrecen de forma inocua para acertar en tus finanzas y accesible en forma de tarjetas de fidelización que permiten acumular puntos y obtener ventajas de una compañía”.

Una herramienta útil que puede ayudar a comprobar todos los requisitos que establecen las entidades, así como su coste, es el comparador de tarjetas bancarias Credexia.

Características

La tarjeta revolving es un crédito al consumo. Se concede por un importe medio de entre 5.000 y 6.000 euros.

Tienen un límite establecido, que es el dinero del que se puede disponer.

Las principales ventajas son:

  1. Permiten aplazar las compras de nuestro día a día de una manera flexible y cómoda.
  2. El préstamo se puede devolver en las cuotas que el cliente elija; puede optar por un pago único a fin de mes (normalmente no aplica intereses) o fraccionar el importe en varias mensualidades.
  3. El pago puede ser por un porcentaje del saldo pendiente, dentro de los límites establecidos por la entidad, o por una cuota fija, con independencia del crédito restante.
  4. Es un préstamo rápido, se obtiene de forma sencilla. Según Asufin, “no se hace una correcta evaluación de la solvencia de los clientes, no se averigua su nivel de endeudamiento y, muchas veces, tampoco se pregunta por sus ingresos fijos”.

Sus inconvenientes son:

  1. Aplica un tipo de interés que es más alto que el de una tarjeta de crédito normal. Según Asufin, en la revolving se puede pagar hasta 3,3 veces más en intereses. Fíjate en el contrato donde vendrá especificado.
  2. Se puede dar la peligrosa combinación de cuotas de devolución del pago del crédito muy reducidas con tipos de interés muy altos.
  3. Puede aplicar comisiones o penalizaciones de diversa índole, por ejemplo, si no realiza un mínimo de una compra al mes.
  4. Además de los intereses, puede aplicar una comisión por disposición en efectivo y por mantenimiento.

Consejos

Todo lo que debes saber sobre el crédito ‘revolving’
  • Utiliza  un comparador de tarjetas bancariasCon Credexia se accede a un amplio abanico de ofertas del mercado de forma sencilla. En cuestión de minutos te muestra las mejores opciones para cubrir tus necesidades con las diferentes tasas de comisiones. Además, si andas perdido sobre la decisión a tomar, puedes hacer uso de su “recomendador.” A través de este sistema se te harán preguntas como los ingresos que tienes, la edad, la situación laboral, para qué necesitas una tarjeta… y conforme a las repuestas te harán una sugerencia.
  • No solicites una cuota muy baja para la devolución del crédito. El Banco de España advierte lo siguiente: “Cuando el importe de la cuota es igual a los intereses del período, la deuda viva permanecerá constante y si es inferior a los intereses, la deuda se irá incrementando en cada período por el importe en que los intereses excedan a la cuota”.
  • No pidas un préstamo para caprichos y únicamente si estás en condiciones de devolverlo.
  • Haz un buen uso de la tarjeta. Teniendo el control de tus finanzas, y en este caso de los gastos, evitarás sorpresas.
Normas
Entra en El País para participar