Tecnología

Las ventas de Huawei caen por primera vez en España por el efecto del veto de EE UU

Sus ingresos retroceden un 11% en 2019, aunque su beneficio sube casi un 3%. La compañía pierde más de cinco puntos de cuota en móviles

Tony Jin Yong, consejero delegado de Huawei España. rn
Tony Jin Yong, consejero delegado de Huawei España.

El veto de EE UU golpea los ingresos de Huawei España. El gigante tecnológico chino, que pasó de unos ingresos de 531 millones en 2014 a su cifra récord de 1.321 millones en 2018, ha sufrido su primera caída en ventas desde que aterrizara en el país en 2001. Según las cuentas presentadas por la compañía en el Registro Mercantil, cerró el ejercicio 2019 con una cifra de negocio de 1.173,5 millones de euros, un 11,15% menos que en 2018, cuando obtuvo un crecimiento del 20,28% frente al año anterior.

La prohibición del Gobierno de Donald Trump de que la compañía utilice tecnología de empresas estadounidenses, lo que impide a Huawei vender sus teléfonos móviles con las aplicaciones de Google o comprar chips de proveedores como Intel o Qualcomm para sus dispositivos, ha impactado especialmente en sus ingresos por venta de productos, que representaron el 78% del total de su negocio y que pasaron de 1.058 millones en 2018 a 917,9 millones en 2019, un 13,2% menos. El resto de ingresos, 255,8 millones de euros, provino de los servicios, que solo experimentaron una caída del 2,7%.

El consejero delegado de Huawei España, Tony Jin Yong, ya había advertido en diciembre del pasado año que la compañía había perdido en 2019 cuota de mercado en móviles como consecuencia del veto de EE UU. Su unidad de consumo sufría el mayor impacto del veto, pues sus ventas de equipamiento para empresas creció un 15% interanual. Según GFK, la firma cerró el año con una cuota en smartphones del 19,6% frente al 25% que tenía un año antes. El directivo, no obstante, avanzó que superarían los 1.000 millones de ingresos en 2019, como así ha ocurrido, lo que demuestra, dijo, “que mantenemos un negocio muy saludable en España”.

Pese al recorte de las ventas, los ajustes de costes aplicados por la compañía, hizo que la empresa lograra subir levemente su resultado de explotación en 2019, que pasó de 44,1 millones a 44,6 millones, y que elevara casi un 3% su beneficio neto, hasta los 31,1 millones. Aunque el dato es positivo, la cifra está lejos del incremento del 26% en ganancias que obtuvo en 2018 frente a 2017.

La compañía recortó, entre otros, los gastos de personal en más de un 5%. Y es que Huawei España redujo ligeramente su plantilla en el país al pasar de tener un número medio de empleados de 1.138 a 1.058. Igualmente, rebajó considerablemente los gastos en marketing y publicidad, que cayeron de 23,7 millones a 8,6 millones de euros.

La filial del gigante chino admite en su memoria anual que los riesgos financieros y geopolíticos van en aumento. “Huawei tiene una mayor probabilidad de enfrentar riesgos adicionales, tanto internos como externos”, dice, y apunta que “ajustarán sus estrategias de manera oportuna”, según el impacto que dichos riesgos puedan tener en su negocio.

El primer fabricante de móviles del mundo, tras superar a Samsung en el segundo trimestre de 2020, no cita en ningún momento el veto de EE UU, pero este miércoles su presidente mundial, Guo Ping, admitió en un evento de la multinacional que “la agresión continua del Gobierno de EE UU nos ha puesto bajo una presión significativa”, y que “en este momento, la supervivencia es la meta”.

El directivo explicó que la empresa tuvo que apresurarse a almacenar chips antes del último endurecimiento de las restricciones comerciales de Washington, que ha afectado a su oferta. Y, aunque dijo que tienen suficientes existencias de smartphones y equipos de red para superar los obstáculos, también indicó que están buscando formas de abordar el suministro futuro, e instó a EE UU a reconsiderar las reglas, que le dificultan comprar piezas esenciales para sus equipos.

Lo que sí apunta Huawei España en su memoria es que “el proteccionismo ha sido una tendencia creciente en el comercio mundial en los últimos años”. La firma, que dice cumplir todas las regulaciones y se compromete a colocar el cumplimiento comercial por encima de sus propios intereses de negocio, destaca de 2019 su participación en el despliegue comercial de red 5G en 15 ciudades españolas con Vodafon, su participación en tres de los diez proyectos piloto de 5G puestos en marcha por Red.es (los tres de mayor inversión), la apertura en Madrid de la mayor tienda de la compañía fuera de china, y su apuesta por la educación digital, con el smartbus Huawei, que ha permitido formar en seis meses a más de 26.000 niños y adolescendes en 45 ciudades.

Aunque la compañía no avanza previsiones para este año en su informe, en el mercado se da por hecho que continuará sufriendo el impacto del bloqueo de EE UU, que está comprometiendo el papel de Huawei como proveedor del 5G en España y en otros países. Telefónica, por ejemplo, anunció el pasado diciembre que reducirá su dependencia de la compañía china al desplegar su red.

Dividendo y remuneración a los consejeros

Cambio de estatutos. La filial española de Huawei resalta que durante el ejercicio de 2019, sus consejeros recibieron una remuneración de 288.454 euros tras el cambio de los estatutos sociales, que lo permiten a partir de ese ejercicio. La empresa destaca también en sus cuentas que el salario de nivel de entrada en Huawei es de 20.201 euros al año, más alto que el salario mínimo interprofesional local, que es de 10.800 euros.

Impuestos y Covid. La firma, que pagó el pasado año 10,4 millones en impuesto sobre beneficios (casi idéntica cifra que en 2018), aprobó la distribución de dividendos con cargo a resultados de ejercicios anteriores por importe de 63 millones. Huawei España admite el reto que supone el Covid-19 para la economía mundial, pero no cree que vaya a tener “un impacto sustancial” en su operativa.

Normas
Entra en El País para participar