El BCE comprará bonos verdes y los aceptará como colateral

La medida, dirigida a deuda con cupón ligado a la sostenibilidad, entrará en vigor el próximo 1 de enero

Christine Lagarde, presidenta del BCE
Christine Lagarde, presidenta del BCE Getty Images

El BCE ha anunciado hoy una nueva medida de estímulo monetario con la que además da un paso adelante en su apuesta por la sostenibilidad, uno de los principios a los que aspira a dar mayor relevancia Chirstine Lagarde en la revisión de la estrategia de la institución.

El BCE ha decidido incluir en su programa de compras de deuda los bonos con un cupón vinculado a objetivos de sostenibilidad, tanto en su programa de compra de bonos soberanos como en el programa extraordinario antipandemia. Y esta deuda también será aceptada por el BCE como colateral, de modo que las entidades financieras que tengan este tipo de activos en balance lo podrán presentar como garantía para obtener liquidez del banco central.

 El BCE explica que los cupones de esos bonos deben están ligados a al menos uno de los objetivos de sostenibilidad que ha reconocido la Unión Europea o a los objetivos de desarrollo sostenible reconocidos por las Naciones Unidas. Su decisión amplía por tanto el universo de activos elegibles por el BCE dentro de su plan de estímulos para la zona euro y es una muestra de su firme compromiso con la financiación verde y sostenible. Se trata de un ajuste principalmente de carácter técnico y dirigido específicamente a bonos con cupones vinculados a objetivos de sostenibilidad y aún escasos en el mercado. El común de bonos verdes ya está incluidos dentro de los activos elegibles de los programas de compras de deuda. De entre los bonos corporativos, aproximadamente el 5% tiene la etiqueta verde y de estos, alrededor del 20% está ya en el balance del BCE.

La medida entrará en vigor a partir del próximo 1 de enero y promete ser un fuerte revulsivo para el conjunto de la emisión sostenible, que ha tomado un importante auge a raiz del estallido de la pandemia. Las emisiones verdes y sostenibles son cada vez más numerosas entre los bancos y las empresas y también se están abriendo hueco entre los emisores soberanos. Así, Alemania se estrenó este mes como emisor soberano con una colocación de bonos verdes por 6.500 millones de euros que recibió demanda por 33.000 millones. 

La emisión global de bonos verdes era inferior a los 1.000 millones de euros en 2008, pero en 2017 alcanzó los 120.000 millones de euros, según cifras del BCE. Desde 2013 y hasta 2018, la emisión total de bonos verdes denominados en euros con grado de inversión en la zona del euro representaba el 24% de la emisión verde neta global. 

 

Normas
Entra en El País para participar