Transporte

SNCF y Alstom preparan la flota española de Ouigo para operar entre Madrid y Andalucía

Buscan adaptar sus trenes al sistema de seguridad LZB de la línea a Sevilla, con el que solo interactúa la flota de Renfe

El director general de Voyage SNCF, Alain Krakovitch, y la directora general de Ouigo en España, Hèlène Valenzuela, ayer a bordo del Alstom Eurodúplex que está siendo probado en la red española de alta velocidad.
El director general de Voyage SNCF, Alain Krakovitch, y la directora general de Ouigo en España, Hèlène Valenzuela, ayer a bordo del Alstom Eurodúplex que está siendo probado en la red española de alta velocidad.

El gigante ferroviario SNCF promete convertirse en una molesta china en el zapato de Renfe. La compañía francesa comenzará a operar en España con su oferta de alta velocidad y bajo coste a partir del 15 de marzo. Será en el corredor Madrid-Barcelona y bajo la marca Ouigo, la misma que luce en su mercado doméstico desde 2013.

Pese a faltar seis meses para el estreno del primer rival de Renfe, lo que marcará el verdadero inicio de la liberalización del transporte ferroviario de viajeros, Ouigo va a hacer ruido desde mañana mismo con una campaña nunca vista: 10.000 billetes a un euro para viajar en el eje Madrid-Barcelona. Los bonos canjeables por asientos podrán adquirirse a partir de las 18,00 horas en la web ouigo.com/es.

“Esto solo es el principio; habrá muchas sorpresas”, prometió ayer ante los medios Hélène Valenzuela, directora de SNCF para España. Más allá de este golpe de efecto (Renfe llegó a vender 10.000 billetes a 5 euros para el lanzamiento de su AVE low cost Avlo), Ouigo prevé estar un 50% por debajo del precio medio del AVE. Esto es rondar los 25 euros por billete a la vista de las tarifas del operador público español (52 euros de media por pasajero).

Los billetes del nuevo operador rondarán los 25 euros de media si están al 50% del precio medio del AVE de Renfe

SNCF ha reservado 14 de sus 300 trenes de alta velocidad para competir con Renfe en los tres ejes en los que Adif ofreció diez años de capacidad: Madrid-Barcelona, Madrid-Levante y Madrid-Sur.

Ouigo se lanzará al Madrid-Barcelona, con paradas intermedias en Zaragoza y Tarragona, con los Alstom de dos plantas (Eurodúplex TGV 2N2), equipados con bar y con tripulación propia, no subcontratada. Se trata de diferenciarse desde el primer minuto del más austero Avlo, que ha sacrificado la cafetería, colocando máquinas de vending, para ganar capacidad.

El jugador francés quiere estar a corto plazo en las otras dos líneas. Por motivos técnicos, primero será con viajes a Valencia y Alicante. En el caso del Madrid-Sevilla, trazado equipado con sistemas de seguridad LZB, solo accesibles en este momento para los trenes de Renfe, SNCF trabaja para que su flota pueda interoperar con esa tecnología.

“Estamos desarrollando un paquete de seguridad con el que equiparemos a nuestros trenes para circular sobre LZB. La ingeniería de SNCF trabaja con Alstom, Adif y con la agencia de seguridad ferroviaria para rodar lo antes posible hacia Andalucía”, señalan Hélène Valenzuela y el director general de Voyages SNCF, Alain Krakovitch, en declaraciones a CincoDías. La llegada a Sevilla no se producirá aún en 2021. También esperan Córdoba y Málaga.

"Ouigo será asequible para todos los bolsillos porque el cliente podrá construir su billete. Pagará solo por lo que quiere y le daremos la mejor oferta del mercado”, afirma Valenzuela

Ouigo se ha asegurado cinco frecuencias diarias de ida y vuelta en cada uno de los tres ejes, con 10.000 plazas iniciales por jornada entre Madrid y Barcelona (3,6 millones de asientos al año). En ese corredor, cuatro millones de viajeros optan por el AVE, otros cuatro millones viajan por carretera y dos millones lo hacen en avión. Valenzuela y Krakovitch están convencidos de que conseguirán sacar conductores de la autovía, al tiempo que deberían captar a familias, jóvenes, pymes y autónomos. “El producto será asequible para todos los bolsillos porque el cliente va a poder construir su billete. Pagará solo por lo que quiere. Si solo quiere un transporte siempre le daremos la mejor oferta del mercado”, afirma Valenzuela.

Los Alstom de doble planta contarán con una sola clase, turista. Parece abierta la puerta a posibles cargos por el wifi, equipaje o elección de asientos, pero la directiva ha preferido guardarse cartas ante la competencia y no da detalle al respecto. También se mantienen en secreto los horarios, aunque asegura que las cinco frecuencias en cada sentido “están muy bien repartidas y son atractivas”.

Ajuste de la inversión

630 millones. SNCF mantiene su plan de operar con 14 trenes en España para atender el paquete C de capacidad, otorgado por Adif por diez años. La inversión inicial prevista era de 700 millones, ajustada ahora a 630 millones al no haber tenido acceso al paquete B, ganado por ILSA, ni a surcos adicionales que había demandado.

Covid-19. Ouigo preveía ganar dinero desde el primer año, pero la crisis pone en cuarentena esa estimación.

Empleo. El operador creará 1.300 puestos de trabajo entre directos e indirectos, y está entrenando ya a maquinistas de mercancías para conducir sus trenes.

Mantenimiento. La flota de Ouigo será cuidada por Alstom en tres talleres de Renfe en España.

Normas
Entra en El País para participar