Transporte

ILSA pide a Hitachi y Bombardier los 23 trenes de alta velocidad que operará en España

El encargo del modelo Frecciarossa asciende a 800 millones y parte de la fabricación se realizará en España

Tren Freecciarossa 1000, fabricado por Hitachi y Bombardier.
Tren Freecciarossa 1000, fabricado por Hitachi y Bombardier.

El pedido de trenes de ILSA para competir en España con Renfe y Rielsfera (SNCF) está en marcha. Ha sido el operador público italiano Trenitalia, accionista de ILSA con un 45% junto a Operador Ferroviario de Levante (propietarios de Air Nostrum, con un 55% de ILSA), quien ha encargado 23 unidades del Freecciarossa 1000 a la alianza formada por Hitachi y Bombardier. Esa flota debe esta lista para rodar por la red española de alta velocidad a partir de 2022. El lote asciende a 797 millones de euros.

Este tren, también conocido como ETR 1000 deriva de la plataforma V300 Zefiro, ampliamente probada en Italia desde 2015. ILSA tiene previsto estrenar su oferta en 2022 en las líneas Madrid-Barcelona, Madrid-Valencia/Alicante y Madrid-Sevilla/Málaga.

"El tren ETR1000, conocido comercialmente como Frecciarossa 1000, ha transformado el transporte de pasajeros en las líneas de alta velocidad de Italia, estableciendo un nuevo estándar y convirtiéndose en el tren más rápido y admirado de Europa. Este proyecto es una prueba de nuestra constante y positiva colaboración con Trenitalia en beneficio de los pasajeros y de la sociedad en términos de confort, sostenibilidad, diseño, rendimiento y bajo nivel de contaminación acústica", ha señalado dijo Andrew Barr, director general del Grupo Hitachi Rail.

Está previsto que los sistemas de propulsión de estos nuevos trenes se desarrollen de forma íntegra en la planta de Bombardier en Trápaga (Vizcaya). “La liberalización del transporte ferroviario permitirá a ILSA ofrecer nuevos servicios ferroviarios en España, fomentando la movilidad en tren en lugar de en coche o avión, contribuyendo así a los objetivos de sostenibilidad mundial”, afirma Franco Beretta, presidente y director general de Bombardier Transportation Italia.

Los fabricantes hablan de Frecciarossa 1000 como el tren de alta velocidad más rápido y silencioso de Europa. El grueso de los trabajos de construcción se llevará a cabo en Italia, contarán con una longitud de 200 metros y capacidad para transportar a 460 pasajeros. Su velocidad máxima es de 360 kilómetros por hora. Hitachi y Bombardier destacan la eficiencia energética del modelo y sus prestaciones tecnológicas y de confort.

El responsable de Bombardier en España, Óscar Vázquez, señala esta mañana que su empresa e ILSA llevan años de conversaciones sobre la posibilidad de equipar al operador si finalmente este se hacía con posiciones en la liberalización del transporte de viajeros por ferrocarril. "Nuestra planta de Trápaga será la responsable de la fabricación y suministro de los sistemas de propulsión y control de los 23 trenes que ILSA operará en España”, señala el directivo de la filial española de Bombardier.

Está previsto que Renfe arranque en solitario en 14 de diciembre, cuando se da el banderazo de salida al nuevo mercado ferroviario. Rielsfera ha retrasado hasta la primavera de 2021 su lanzamiento debido a la incertidumbre generada por la pandemia. Y será al año siguiente cuando irrumpa el tercer competidor.

Renfe cuenta con flota de Alstom, Siemens o Talgo en esta nueva liza e incorporará el nuevo Talgo Avril a una flota que también contará con los reconvertidos Avlo (Talgo 112 con 438 plazas) para prestar servicios de bajo coste. Y está previsto que Rielsfera traiga a España el modelo Euroduplex de dos plantas propiedad de SNCF y fabricado por Alstom en 2013.

 

Normas
Entra en El País para participar