Acerinox mantiene el dividendo de 0,50 euros pese al agravamiento de la crisis

Repartirá 135 millones entre sus accionistas entre el 2 y el 3 de diciembre con cargo a los resultados de 2019

Rafael Miranda y Bernardo Velázquez, presidente y consejero delegado de Acerinox.
Rafael Miranda y Bernardo Velázquez, presidente y consejero delegado de Acerinox.

Acerinox mantendrá la retribución a los accionistas con cargo a los resultados de 2019, pese a la pandemia y al agravamiento de la parálisis económica con que la segunda ola del virus amenaza. El Consejo de Administración de la siderúrgica hizo público al cierre del mercado que propondrá a la Junta General de Accionistas, que tendrá lugar el próximo martes 22 de octubre, el pago de un dividendo de 0,40 euros por acción, que se hará efectivo el 2 de diciembre, a lo que se sumarán otros 0,10 euros por acción en concepto de prima de emisión, que se pagarán el 3 de diciembre. "Se mantiene, por tanto, la retribución que estaba incluída en la aplicación de los resultados de febrero", resaltó en un comunicado.

De esta manera, la firma siderúrgica no ha sucumbido como otras muchas empresas del Ibex 35 que optaron por suspender la retribución al accionista (Meliá, Amadeus, ArcelorMitall o IAG) o por ofrecer el dividendo combinando efectivo y acciones (Telefónica, Santander o Repsol). Acerinox abonará 135 millones de euros en efectivo a sus accionistas, tal y como había previsto anunciarlo en la junta de accionistas prevista para el 22 de abril, que se suspendió como consecuencia de la pandemia.

Seis meses después, la propuesta de reparto no ha cambiado, pese al peor escenario económico. El grupo siderúrgico cerró 2019 con un beneficio ajustado de 402 millones, que se tradujo en unas pérdidas de 60 millones por varios factores como el ERE en Acerinox Europa, el deterioro de activos en Bahru, del fondo de comercio en Columbus y de los créditos fiscales del grupo fiscal español. El primer semestre lo cerró con un beneficio neto de 2 millones de euros en el primer semestre, un 87% menos que el mismo periodo de 2019, tras realizar un ajuste de 43 millones de euros por el deterioro de los activos de Bahru Stainless.

En la última presentación de resultados, Acerinox resaltó que, a 30 de junio, contaba con una liquidez inmediata por importe de 1.734 millones de euros, 277 millones más que al finalizar el primer trimestre, y destacó el hecho de haber conseguido estos resultados pese a la caída en los precios y la menor actividad derivada del Covid-19 y gracias a una “rápida reacción ante la crisis, y la buena marcha de Estados Unidos”.

Normas
Entra en El País para participar