La pila de deuda de Altice puede dificultar la opa de Drahi

La oferta parece baja, comparada con la de MásMóvil o la operación O2-Virgin Media

Patrick Drahi, fundador de Altice.
Patrick Drahi, fundador de Altice. REUTERS

El intento de Patrick Drahi de sacar de Bolsa Altice Europe parece un golpe bajo. Pero el extraordinario apalancamiento del grupo de telecomunicaciones de 4.900 millones de euros le hará difícil pagar la clase de múltiplo de valoración que los inversores pueden tener en mente.

La oferta en efectivo de Drahi, de 4,11 euros por acción, representa una prima del 23,8% sobre el precio de cierre de las acciones de Altice del jueves, y una prima del 16,5% sobre su promedio ponderado por volumen en los últimos 180 días.

Drahi tiene aproximadamente la mitad de la participación económica de Altice y controla el 78% de sus derechos de voto. Tiene la financiación necesaria para los aproximadamente 2.500 millones de euros que se necesitan para comprar el resto de la compañía.

La teleco, que cotiza en la Bolsa de Países Bajos, y cuya principal actividad está en Francia, es desde hace mucho tiempo una curiosidad financiera debido a su estructura de capital, muy endeudada. Con 30.000 millones de euros de deuda neta, usando la estimación mediana de 2020 de Refinitiv, su apalancamiento es más de 5 veces el ebitda a futuro y más de 6 veces el valor patrimonial atribuido por la oferta de Drahi el viernes.

Esta configuración, el legado de años de adquisiciones alimentadas por deuda, significa que las acciones de Altice cotizan más como una opción que como una acción normal. La volatilidad estaba a la vista cuando golpeó el Covid-19: las acciones de Altice perdieron dos tercios de su valor en solo dos semanas de marzo. Antes de la oferta de Drahi del viernes, todavía estaban a la baja en un 42% este año. Por el contrario, su rival con sede en París Orange ha bajado un 28%.

La adicción a la deuda de Drahi puede aún echar por tierra su plan de excluir la empresa, algo que considera necesario para centrarse en su estrategia a largo plazo. La valoración ofrecida a los accionistas que poseen el otro 50% de Altice parece baja. Le da a la compañía un valor empresa rial de poco más de 6 veces el ebitda de 2020, usando la estimación mediana de Refinitiv. MásMóvil va a ser excluida por KKR, Providence y Cinven en 8 veces. En mayo, O2, propiedad de Telefónica, obtuvo 7,5 veces el ebitda en un acuerdo con Virgin Media.

Las acciones de Altice subieron el viernes un 24%, hasta algo por encima del precio de la oferta, lo que sugiere que los compañeros inversores de Drahi esperan más. Pero cumplir con sus expectativas de valoración será difícil. Con solo 7 veces el ebitda de este año, las acciones de Altice valdrían más de 10.000 millones de euros, el doble de lo que está poniendo Drahi sobre la mesa. La factura de su adicción a la deuda de larga data puede estar a punto de vencer.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías