El Banco de España alerta de la débil recuperación laboral en las provincias más ligadas a los servicios

Los incrementos de afiliación de julio y agosto no han permitido recuperar ni la mitad de los niveles perdidos respecto a febrero

Fachada del Banco de España.
Fachada del Banco de España.

El empleo se recupera en España a una media de 300.000 altas mensuales en el sistema de la Seguridad Social, un 1,8% más en agosto desde los mínimos registrados en abril, según un informe publicado esta mañana por el Banco de España. Sin embargo, aunque la creación de empleo es superior a la normal en estos meses del año (el año pasado, en el mismo periodo, el empleo creció un 0,3%), solo ha servido para revertir un 42% de toda la destrucción de trabajo de entre febrero y abril. La ocupación de agosto se mantenía un 2,4% inferior a la de febrero y un 2,8% por debajo del mismo mes en 2019.

Mientras, los trabajadores en ERTE han pasado de ser 3,2 millones en mayo a 894.478 el mes pasado, una reducción de más del 70%. La mayor parte de la recuperación del empleo se ha dado en los meses centrales de verano, una vez se han relajado la mayor parte de restricciones en vigor durante los planes de desescalada llevado a cabo hasta junio. No obstante, el Banco de España afirma que la recuperación de la afiliación no continúa durante la segunda quincena de agosto debido, posiblemente, a las medidas tomadas en algunas comunidades en respuesta al empeoramiento de la crisis sanitaria.

Aunque la recuperación desde mayo es generalizada, por sectores, la industria y la construcción estaban más cerca en agosto de recuperar el nivel de 2019 que los servicios, donde la afiliación se situaba casi un 12% por debajo de su nivel un año antes. La hostelería es la parte más castigada, con un casi un 30% menos de empleo, a pesar de una notable recuperación desde mayo, cuando registraba un 70% menos. Las ramas más en relación con el turismo como agencias de viajes y hoteles se mantuvieron con la mitad de los trabajos, mientras que otros subsectores como comercio y transporte se quedaron en un 10% menos que en el mismo periodo de 2019.

Dentro de la industria, en actividades como la textil o el cuero el empleo era más de un 15% más bajo en agosto de este año, mientras que en la fabricación de automóviles se ha recuperado al pasar de una afiliación un 35% menor en mayo a una un 7% menor en el pasado mes.

Geográficamente, Islas Baleares e Islas Canarias son las dos comunidades que peores cifras de empleo han registrado, con un 40% y un 30% de caída interanual respectivamente. En otras provincias como Málaga, Gerona, Barcelona o Alicante, esta caída llega casi al 10%, mientras que en Cuenca, Albacete, Badajoz o Huesca es del 3%, diferencias debidas, según el Banco de España, al peso del turismo principalmente.

Normas
Entra en El País para participar